Cobro de Cuentas / En opinión de Ramón Zurita Sahagún

Redacción MX Político.- Los tiempos electorales son los más propicios para el cobro de facturas pendientes, el arreglo de cuentas del pasado y el uso de ellos judicialmente, lo que provoca choques entre candidatos y partidos que ven en esas investigaciones la pretensión de frenar a quienes encabezan las preferencias ciudadanas.

La judicialización de la política se presente en diversas entidades del país en la que se exhiben e investigan asuntos que ya habían quedado atrás, mientras que saltan otros nuevos que atañen precisamente a candidatos y políticos de todo tipo.

En los asuntos judiciales se encuentran lo mismo candidatos a gobernadores, que aspirantes a otros cargos de elección popular, desde diputados federales, locales y alcaldes. Nadie se salva en esta rebatiña por las victorias.

Uno de los principales asuntos atañe a Maru Campos, candidata del PAN al gobierno de Chihuahua, vinculada a proceso por supuestos sobornos recibidos del entonces gobernador César Duarte, hoy detenido en Estados Unidos. Maru se amparó hasta cuatro veces para no ir a la cárcel y tampoco perder su calidad de candidata puntera en los comicios del seis de junio.

Sin embargo, el principal hostigador en su contra es su compañero de partido y gobernador del estado, Javier Corral, quien pretende descarrilarla de la nominación y subir a ella a Gustavo E. Madero.

En Nuevo León, Samuel García era un candidato sumido en el cuarto lugar der la competencia por la gubernatura, muy lejano de la puntera, Clara Luz Flores, solamente dieron inicio las campañas y Samuel se trepó al primer lugar, desplazando a la abanderada de MORENA y al priista Adrián de la Garza y ahora se conoce que él mismo y su familia son investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera y que su padre es primo hermano de uno de los principales capos de la delincuencia organizada “El June”, quien hoy purga una sentencia en prisión.

El caso Lozoya provocó mucha reacción cuando inició y se logró su extradición, sin embargo, fue letra muerta durante mucho tiempo, hasta que ya con las campañas políticas encima se detuvo al primer implicado, el ex senador panista Jorge Luis Lavalle y se anunció que se investigan otros, entre ellos los gobernadores de Querétaro, Francisco Domínguez y de Tamaulipas, Francisco Javier García. Querétaro y Tamaulipas dos territorios en los que los candidatos de MORENA tienen escasas posibilidades de victoria.

Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, se encuentra detenido acusado de diversos delitos, a los que ahora se le suman otros y su esposa Karime Macías, exiliada en Londres ha sido objeto de denuncias de todo tipo, desde hace cuando menos cuatro años y ahora se menciona de su posible extradición, cuando Veracruz se desmorona para la 4T y se habla de una gran pérdida para el Movimiento de Regeneración Nacional.

La alianza conformada por priista, panista y perredistas forma un poderoso bloque favorito para adjudicarse las tres principales ciudades del estado, Veracruz puerto, Xalapa capital y Boca del Río, la joya del estado.

El artífice de esta alianza fue Miguel Ángel Yunes, ex gobernador, quien logró para su hijo del mismo nombre la candidatura del principal puerto veracruzano y ahora Yunes padre enfrenta acusaciones sobre diversos delitos cometidos en su paso por el ISSSTE durante la administración presidencial de Felipe Calderón. Poco a poco, conforme avanzan las campañas y se posicionan los candidatos a los diversos cargos de elección popular asoman los asuntos pendientes, aunque hay que recordar que el gobierno federal repite que no son revanchas, ni mucho menos venganzas, sino simplemente la aplicación de la ley, unas leyes que parecen letra muerta fuera de los procesos electorales.


Fuerte fue el encontronazo del debate entre los aspirantes al gobierno de Baja California, donde la candidata de MORENA, Marina del Pilar Ávila salió avante, a pesar de los ataques recibidos por sus opositores. Si acaso un defecto tuvo Marina es que se notó demasiada engreída y segura de su posible triunfo. Jorge Hank Rhon, el abanderado de Encuentro Solidario se vio bien, haciendo propuestas y amplio conocedor del terreno que pisaba. Lupita Jones, candidata de la alianza conformada por PAN, PRI y PRD se notó segura de sí misma, pero fuera de lugar. La política no es lo suyo. Una sorpresa fuera Victoria Bentley, postulada por el partido Redes Sociales Progresistas, quien se notó conocedora de los temas tratados, aunque sus posibilidades de victoria son pocas.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.