Los Dueños de los Partidos / En opinión de Ramón Zurita Sahagún

Redacción MX Político.- Sin estar escriturados a sus nombres, los diversos partidos políticos mexicanos cuentan con un propietario, en muchos de los casos el padre fundador del organismo y como tal decide todo desde los nombramientos, cargos de elección y hasta uso de los recursos que provienen del erario.

Tener un partido político es un gran negocio en México, razón por la que cada tres años aparecen y desparecen varios de ellos y otros más son reinventados o formados de nueva cuenta para tener acceso al poder y al dinero público.

El reciclaje es común, ya que algo que anima a los participantes en estos organismos políticos son las candidaturas que en muchos casos no pasan de ser testimoniales.

Ninguno de los partidos, actuales y del pasado se salvan de tener un propietario o uno que actúe como tal, sin contar con escrituras de ninguna clase o documentos que avalen su propiedad.

Durante los más de 70 de dominio priista, el propietario cambiaba cada seis años, ya que el presidente en turno era quien dictaba los pasos que se seguían dentro del partido tricolor. Los candidatos a gobernadores eran seleccionados entre los miembros de su gabinete, sus colaboradores, diputados y senadores o amigos personales. Sabedores de que era garantía de triunfo concursar por ese partido, todos aceptaban la gran decisión y los quedaban maginados, simplemente se disciplinaban.

El Partido con mayor registro de los 10 que lo tienen actualmente, es Acción Nacional donde no se tiene un solo dueño, pero si un control férreo según se trate del grupo que controle los organismos internos, aunque hay disidencias que llegan a imponerse de ellos. Podría decirse que es el partido más autónomo de los existentes, donde no impera un solo criterio.

Quién lo dijera, PRI y PAN son, ahora desde la oposición, los dos partidos que se salvan un poco del autoritarismo de un solo patrón o propietario.

Los otros organismos políticos si son controlados por su fundador o el grupo que asaltó el poder y control para no soltarlo.

El PRD está controlado por un grupo “Los Chuchos” desde hace tres lustros, donde Jesús Zambrano y Jesús Ortega detentan el poder, lo reparten entre sus subalternos, les llegan hasta ceder la dirigencia nacional del partido, pero ejercen el verdadero control de todo.

El Partido del Trabajo es otro que desde su fundación hace tres décadas lo controla Alberto Anaya su fundador, quien acapara los mejores cargos de elección para su persona y su esposa y luego realiza un reparto nada equitativo entre aquellos personajes disciplinados que no intenta arrebatarle el poder y las canonjías surgidas de este.

El Partido Verde Ecologista de México está calificado como el de las dos mentiras, ya que ni ecologista ni tampoco verde, pero esa fue la denominación que le dio su fundador Jorge González Torres quien se lo heredó a su hijo, Jorge Emilio González Martínez quien lo usa para su protección con el consabido fuero al que le da derecho sus constantes paso de una cámara a otra, a las que no asiste casi nunca. Jorge Emilio contrata a sus amigos para que ejerzan un supuesto liderazgo que el controla desde las playas caribeñas.

Movimiento Ciudadano es propiedad de Dante Delgado desde su fundación y opera a gran escala, teniendo la última decisión en todo, aunque busca también personajes que aparezcan como dirigentes nacionales, sin la toma de decisiones.

MORENA es sumamente conocido que quien fundó, presidió y sigue mandando dentro del partido, es el presidente de la república, con un estilo similar al instituido por los priistas en el pasado. Andrés Manuel López Obrador es el gran jefe.

Los tres nuevos partidos que compiten por vez primera en una elección, la del 6 de junio próximo, también escriturados y etiquetados, aunque en dos de los casos sus propietarios y alentadores para la fundación se encuentran militando en otro partido que esperan les sirva de respaldo en caso de que sus planes no funcionen como tienen previsto.

Pedro Haces y Elba Esther Gordillo son señalados como el alma y la cabeza de estos nuevos partidos: Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas, pero es ampliamente conocido que Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard alentaron la formación de estos institutos políticos que se encuentran catalogados como aliados de MORENA.

Y aunque todos hablen de transparencia, de democracia y de equidad, la realidad viene siendo otra.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.