Migrantes, la moneda de cambio / En opinión de Javier Roldán Dávila

• La propaganda dixit: es un purgatorio para que lleguen plenos al paraíso

Redacción MX Político.- Como suele ocurrir en estos casos, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó que los gobiernos de México, Guatemala y Honduras se comprometieron ‘a incrementar la seguridad fronteriza’, después de negociaciones bilaterales con la administración Biden.

En español de la calle, esto significa que la presencia militar aumenta para impedir el paso de migrantes centroamericanos, en su mayoría, a territorio de los Estados Unidos, en el caso de la 4T, el apoyo radica en el patrullaje de 10 mil miembros de la Guardia Nacional, mientras que los chapines desplegarán 15 mil policías y soldados.

De acuerdo con la funcionaria, el objetivo de la estrategia es “hacer más difícil el viaje para los migrantes y hacer más difícil cruzar las fronteras”.

Así las cosas, además de caminar a son de agua y sol, cargando sus pocas pertenencias, intentado apaciguar el llanto de los chiquillos, pasando hambre, durmiendo a la intemperie, sufriendo el acoso del crimen organizado, los abusos policiales y otras inicuas situaciones, los intrépidos istmeños tendrán que agregar a su padecer, la voluntad oficial para obsequiarles un tránsito infernal.

Ante Trump se sepultó la tradicional política de asilo mexicana a cambio de no enfrentar sanciones comerciales, con Biden, se pacta la militarización del Suchiate por ‘n’ cantidad de vacunas contra la COVID19.

Ni hablar, por el bien de todos ¡primero los gringos!

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.