Índice Político. La 4T ni siquiera es original. Sólo es una pésima copia

FRANCISCO RODRÍGUEZ 

Creer que Morena nació de una ideología y, peor, que la llamada Cuarta Transformación es un concepto político o un periodo histórico es una catástrofe en sí misma. Lo de los morenistas, del presidente para abajo, son imposturas, raptos, gestos, bravatas, pulsiones dictatoriales de toda laya, de la más baja estofa. Mentiras, insultos y demagogia de la más rancia derecha.

Porque para ser verdaderas ideologías deberían basarse en estudios y conocimientos lógicos y concatenados de una armazón eidética. La prueba de las aulas y de los libros no aparece por ningún lado. La formación intelectual y política de los empoderados brilla por su ausencia. No puede haber ideología adonde sólo hay ignorancia. Perdone usted, pero son más brutos que un arado.

Hasta eso, a los morenos ¡les falta originalidad! 

Son simples copias de libretos mal aprendidos. Frases asimiladas de memoria en libros esencialmente confusos y revoltosos de piojito. Eructos de ecos y de dichos oídos fuera de contexto. Consignas de comités de lucha integrados por Mosh’s y parásitos mantenidos de toda laya.

Fuetes y chicotes, cuetes y varas ‎lanzadas a los patios, fuegos de artificio para aparentar que se sabe, para fustigar a mansalva, para apantallar a incautos y medrosos. Para sólo destruir, para reinar sobre el páramo y la miseria obediente.

Artificios de cobardes para acojonar a los más débiles en la escala del valor, para exhibir un poder que no se tiene, porque, cuando de verdad existe, éste no requiere de fantoches chafas e impostores, de malevos y de espurios, de mamarrachos y peleles que castigan con el látigo de su desprecio, condenan con el puñal de su indiferencia, odian con la fuerza de su ignorancia, destruyen con su resentimiento y sus no pocas frustraciones.

Pero escogieron las peores actitudes e imposturas de las dictaduras demolidas por la historia, desde las frases de Joseph Stalin hasta las de Hugo Chávez, desde las de Papa Doc Duvalier hasta las de Santa Anna, desde Trun hasta Bolsonaro. Nadie los puede salvar, están hundidos en las miasmas de una historia que los despreció desde chiquitos.

Y son usados por los reales poderosos de todo tipo 

Las promesas políticas han llegado a ser el sustento del hartazgo ciudadano. Ya nadie quiere oír “mañaneras” y discursos sobre lo que alguien promete y jamás quiere cumplir. Todo suena hueco y obtuso, conduce al vómito‎. En todo el país suena a réquiem por algo que nunca nació.

La Cuarta Transformación nos ha fallado a todos y se detesta en cada pedazo de territorio a los fachas y errabundos de templetes cada vez más alejados de la civilización, cuando ya saben los auditorios humildes que lo que quieren es no trabajar nunca.

Y eso pasa porque los hombres sin atributos que nos gobiernan son más comunes y corrientes de lo que se cree. Se insertan y florecen en un engranaje que según ellos no tiene memoria, ilustración o dignidad para el reclamo.

A los morenistas los utilizan los poderosos de todo tipo, quienes sí necesitan a sus verdugos sin alma, sin memoria y sin temple. Son sus auténticos peleles, los lavaperros, los chiquilicuatros o los trepadores de la pirámide, según se quiera ver la desgracia de estos desalmados.

Los auténticamente ricos si necesitan de aquellos hombrecillos a los que les gusta poner la escalera en la pared equivocada.

No queda rastro de un gobierno inteligente 

El pelele y su desastre revelan en toda su tragedia el drama de haber llegado al poder nada más porque sí, por una obstinación estéril, por un capricho pueril, por querer mandar y ser obedecido por los demás, por construir un laberinto sin salida.

Llegar al poder sin ideología, sin objetivo republicano, sin razón, sin programas ni planes alternativos viables, sin rutas de emergencia, sin equipo humano preparado para gobernar en la ausencia definitiva, sin saber con qué se come eso de las leyes, sin respeto mínimo al pueblo. Causan lástima e indignación.

Llegar al poder sólo con la idea de embolsarse y derrochar lo que sobre del mandado, sólo con las ideas fijas de un trenecito chu chú, de una mega central avionera, de una refinería que es un peligro ecológico y un complot de mal nacidos. En dos años y medio no queda un solo rastro de gobierno inteligente.

Llegar al poder sólo para servir de escalón y tapadera a los aprovechados de su indefensión, para encubrir a los delincuentes de baja ralea, desde los de cuello blanco hasta los de pistola sucia es desgarrador. Es propio de una estatura de mamarrachos.

Convertidos en el ejemplo mundial del ridículo 

Llegar al poder sólo para ser el enano del tapanco, amenazador e incapaz, el Tartufo mayor o el Tancredo de la historia patria es no sólo un delito grave de traición a quienes votaron por hastío y contra cualquier principio de mando y de sistema. Es también deleznable y absolutamente punible en grado sumo.

Llegar al poder sólo para ser el ejemplo mundial del ridículo, aquél que cuando todo ya va realmente mal se dedica a hostigar a sus críticos y cree que se esconde en provincia adónde realmente va a que lo puedan linchar, para victimizarse y provocar la compasión popular ante las próximas elecciones, es propio de un espantajo.

No hay una sola obra que hable más o menos bien, un sólo nuevo empleo formal remunerado, una sola inversión, un sólo pronunciamiento esperanzador, un presupuesto que haya tenido sustento con el desarrollo del país. Sólo queda un ratón sin cabeza, porque la cabeza huyó despavorida del ratón.

Es la cruda anatomía de un pelele y su desastre 

Nunca tuvieron idea para enfrentar el México real. Ni idea de Estado, de programas, objetivos, ni operadores. Los que decían que gobernaban sólo eran peleles infiltrados por mercenarios centroamericanos contratados exprofeso. Fieles seguidores de las consignas de cartón que les soplaban.

Es la cruda anatomía de un pelele y su desastre.

Estamos solos frente a las urnas. Nuestro veredicto es el que cuenta, pero tiene que ser masivo para que no se desconozca por estas ratas nopaleras.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Y por lo anterior, más muchas otras cosas más, ya siente pasos en la azotea. De ahí su desesperado recordatorio de que él tiene el poder del veto frente a cualquier disposición legislativa que él crea que lo afecta, aunque beneficie a las mayorías del país. Esto porque las verdaderas encuestas ya le reflejan la inviabilidad de muchos de sus candidato y, claro, de Morena.

https://www.indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

La entrada Índice Político. La 4T ni siquiera es original. Sólo es una pésima copia aparece primero en Noticias del Estado de Guerrero | Síntesis de Guerrero.