Lenta recuperación / En opinión de José Luis Camacho Acevedo

Redacción MXPolítico.- La pandemia del Covid-19 ha dejado en una situación sin precedentes a la economía mexicana, pero no solo ello ha sido el punto regresivo para que en la actualidad sean muchas más las familias a las que no les alcanza para adquirir lo básico para vivir, ya que debido a la inacción e improvisación con la que el gobierno ha actuado, hoy son más los estragos tanto sanitarios como económicos.

De acuerdo con un investigador del CONEVAL, alcanzar los niveles de pobreza previos a la pandemia por el Covid-19 tardará más tiempo que el estimado para la recuperación de la economía, debido a la insuficiencia de apoyos y a que las escuelas en los hogares y en el mercado laboral son más profundas.

Mientras el PIB del país cayó casi 8.5%, la pobreza laboral creció de 35.7% antes de la emergencia a 40.7% al cierre del año pasado.

Son casi 52 millones de personas las que su ingreso es insuficiente para cubrir el costo de la canasta alimentaria.

El número de personas en pobreza extrema por ingresos se incrementó en más de 10 millones.

Las proyecciones sugieren que el PIB que se tenía previo a la crisis sanitaria se recuperará hacia 2024 o 2025; sin embargo, resarcir el terreno perdido en el mercado laboral va a ser más lento. Ya que gran parte de los mexicanos no cuentan con un seguro de desempleo, por lo que ante tal situación se ven en la necesidad de agotar sus ahorros o deshacerse de sus activos.

El número de personas a las que no les alcanza el ingreso para satisfacer sus necesidades fundamentales ha crecido significativamente con el actual gobierno. Esta situación de ninguna forma debe profundizarse ni desatenderse, es evidente que la incapacidad para gobernar prevaleció, dejando a su paso una crítica afectación en la que urge un cambio de timón

¿Qué hacer con el rezago educativo?

Recientemente el INEGI dio a conocer que la pandemia y la falta de recursos propiciaron que 5.2 millones de estudiantes no se pudieran inscribir al ciclo escolar 2020-2021. Situación que detalla el adverso panorama que enfrenta otro sector sumamente afectado por los embates del virus y del abandono gubernamental.

De 5.2 millones que no se inscribieron, dos millones 900 mil fueron por falta de recursos y dos millones 300 mil por la crisis sanitaria.

Entre las causas de la deserción de alumnos están: padres que se quedaron sin empleo y tuvieron carencia de equipo.

Además, de las 738 mil 400 personas que desertaron del ciclo escolar 2019-2020, medio millón abandonó la escuela por esas mismas razones, según la “Encuesta para la medición del impacto del Covid-19 en la educación”.

Asimismo, se ha alertado sobre la poca funcionalidad del modelo a distancia, que ha repercutido en la calidad educativa.

El INEGI ha dado a conocer que 5.2 millones de estudiantes se vieron en la necesidad de abandonar sus estudios por adversidades económicas. Si bien es cierto que la crisis sanitaria ha repercutido en los ingresos de las familias de nuestro país, también lo es que gran responsabilidad de la profundidad de la dicha adversidad es gracias a los errores del gobierno en turno. Es inaceptable que Morena se dedique a destruir los sueños de millones de estudiantes, sin ofrecer las medidas adecuadas para hacer frente a tan deplorable situación.

La deserción escolar derivada de la pandemia supera las 5 millones de personas. Por ello, hoy más que nunca se requiere de un gobierno de acción que ponga en marcha medidas como levantar censos y estudios que permitan saber quienes no cuentan con acceso a las tecnologías de la información y comunicación, con el objetivo de ofrecer las herramientas necesarias para ejercer el derecho a la educación; diversificar la educación en línea, de acuerdo con las condiciones sociales y demográficas, y fomentar programas de apoyos económicos para aquellos padres de familia cuyos hijos se encuentren inscritos en educación básica y media superior.

Autor: Jose Luis Camacho

____

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.