Países del G20 extienden plazo a países pobres


Los ministros de finanzas del G20 y los dirigentes de los bancos centrales de los 20 países más ricos del mundo se comprometieron a ayudar a las naciones pobres azotadas por la pandemia de coronavirus.

Los dirigentes solicitaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) el aumento de la ayuda para las naciones más golpeados por el virus y decidieron extender la moratoria de la deuda para esos países.

Reunidos a distancia bajo la coordinación de Italia, el G20 de las Finanzas decidió “extender la suspensión del pago de la deuda de los países más pobres hasta finales del 2021”, según anunció el ministro italiano de Economía, Daniele Franco, tras precisar que se trata de la última ocasión.

La moratoria, que en octubre fue extendida hasta el 30 de junio de 2021, tuvo un impacto bastante limitado. Sólo 46 países, de los 73 indicados, solicitaron y obtuvieron el aplazamiento del pago de intereses, por un monto de 5 mil 700 millones de dólares.

El G20 apoyó también el uso de una nueva emisión de derechos especiales de giro (DEG), una propuesta presentada a finales de marzo por la directora general del FMI, Kristalina Georgieva.

La propuesta consiste en una asignación por una cantidad equivalente a 650 mil millones de dólares que daría municiones suplementarias a la institución para ayudar a los países a recuperarse de la crisis provocada por la pandemia, aportando liquidez.

Apenas esta semana, un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que 25 países de todas las regiones asignaron mayores partidas presupuestales al servicio de la deuda que a la educación, la salud y la protección social juntas en 2019.

El documento explica que antes de la pandemia esos países (uno de cada ocho) se encontraban abrumados por la pobreza y su población infantil ya privaciones.

CIFRAS

46
de 73 países solicitaron y obtuvieron el aplazamiento

5, 700
millones de dólares de pago de intereses se aplazaron

leg