Del teleprompter de EPN al chícharo de AMLO / En opinión de Francisco Rodríguez

Redacción MXPolítico.- El palaciego Presidente de México, el que a diario porta el cuchillo callejonero de las “mañaneras”, recién enseñó sus miserias y a sus titiriteros. El emperador no sólo anda ya ostentosamente desnudo por la vida, sino trae el chícharo en la oreja. Pa’ que no se equivoque en seguir destruyendo a México.  
Descubierto por los youtuber‎s, el meme y la imagen empezaron a hacerse virales y hoy son del dominio público. Han causado una carcajada realmente impresionante. Tanto que se criticó la manipulación neoliberal de la imagen de los próceres para tropezar con una piedra aún peor. 
El cambio es radical: se brincó del desaseado uso del teleprompter‎ de Peña Nieto, por el cual se solucionaban los problemas de aprendizaje y dicción del neoliberal empoderado por Televisa, al uso del carpero chícharo de la Cuarta Corrupción. Algo es algo.  
 
Los titiriteros del “caudillo” 
 
En el pasado reciente nunca se supo quién o quiénes redactaban los exabruptos que repetía ante sus públicos el venido de Atracomulco, pues se trataba de un procedimiento más sofisticado. Podían haber sido cualesquiera de los centenares de plumas y asesores que el toluquita tenía en Los Pinos resguardados también por armas mortíferas de alto poder. 
Con relación a quienes redactan las basuras, amenazas, improperios y mentiras del llegado de Tepetitán además de los redactores y columnistas de La Jornada se tiene la certeza de dos personajes clave, E-pig-menio Ibarra y Varguitas –Damián Alcázar-‎, pues son fácilmente identificables en el puñito de gente que tienen acceso al titular del Poder Ejecutivo.  
Son ellos los nuevos teóricos de esa manipulación a distancia, los nuevos dueños de ese pandero, los titiriteros que manejan a placer al Titino de la carpa bufa. Los ventrílocuos de la destrucción, los infiltrados de última hora en un equipito de mentecatos sin idea ni brújula de país.  
 
Defienden a las dictaduras latinoamericanas 
 
Esos titiriteros son los que se están enriqueciendo a base de destripar el juguete, los que hacen al alfeñique de Palacio Nacional lanzar sus diarias bravatas y amenazas de muerte contra el aparato productivo, los derechos humanos, las empresas inversionistas de energías limpias, los productores de petróleo.  
Los que defienden las dictaduras latinoamericanas y les rinden honores de ordenanza, las credenciales digitales de votación que pueden modificar en segundos la voluntad popular, los del golpeteo al Instituto Nacional Electoral y a los organismos autónomos.  
Los que defienden las iniciativas de blanqueo de dinero en el Banco de México, los derroches suntuarios en las obras faraónicas, el incremento bestial a dos billones de pesos de la deuda externa, los “préstamos” a fondo perdido a los periodistas paniaguados y hasta la impresión recién descubierta de moneda falsa, inflacionaria, al servicio del fraude electoral.  
 
Sus guiones son desechables y de cuarto talón 
 
Son, también, los que promueven y ejecutan las contrataciones de mercenarios guatemaltecos, centroamericanos y cubanos para formar los cerrojos de seguridad y las guardias pretorianas en torno al “caudillo”, los que refuerzan psicológicamente sus afanes de reelección presidencial. 
Los que apoyan sus sentimientos absurdos sobre su lucha en favor de los pobres, su envalentonada postura panfletaria en contra del imperialismo, que ahora es más de izquierda que cualquier postulado mañanero de la Cuarta Corrupción.  
Guiones desechables de cuarto talón, mentiras obscenas de la realidad, defensa de posturas dictatoriales, apoyos teóricos de la militarización sobre la acción de gobiernos civiles, ataques a Artículo 19, para que no defienda asesinatos de periodistas. Apoyos a la desaparición de las comisiones nacionales que existían en la materia. 
Ataques directos a la víctimas de delitos de alto impacto, represión y violencia contra las mujeres, satanización de las redes sociales en las cuales han sido vencidos en toda la línea, junto con sus carísimas granjas de bots.‎ Manejo de todas las encuestas cuyos manipuladores ya no saben dónde meter la cara de vergüenza.  
 
Del homo videns al homo chicharus 
 
Y es que mientas ellos quieren usar el término de aceptación y no de aprobación, las últimas mediciones realizadas en las plazas electorales más importantes del país revelan una caída en picada de los candidatos de Morena. Monterrey, Chihuahua, Puebla, Veracruz, Toluca, y un largo etcétera así lo atestigua. 
Ocultamiento de las vergüenzas que hicieron pasar a México las fuerzas dirigidas a frenar a los migrantes en la frontera sur, sometidas y humillada por contrabandistas y miembros del gobierno chapín. Los soldados nacionales, secuestrados y rebajados, protagonizaron otra mancha diplomática marca llorarás.  
Pero en las “mañaneras” se sigue brincando de la civilización a la cultura, como de la tecnología al trapiche, como de la industria agropecuaria a las recuas, como brincar del homo sapiens al homo videns del teleprompter, para caer en el homo chicharus de la Cuarta Corrupción. Vamos requetebién.  
 
No necesitamos chicharos para nadar 
 
Y así estamos: copados por criaturas que le tienen aversión a los procesos del pensamiento, así como a los significados del lenguaje. Que tratan de sustituir el mecanismo cerebral del recuerdo o a la inventiva por el alcahuete chícharo. 
México no merece a estos infiltrados y mercenarios ni a quienes se les parezcan.  
Somos un país con grandes valores y no necesitamos chicharos para nadar. 
¿No cree usted? 
 
 
Índice Flamígero: El miércoles 10 de marzo, Kenia López Rabadán, senadora del PAN, dio a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador usa un apuntador o chícharo en sus conferencias mañaneras para recibir información, por lo que ironizó sobre las declaraciones del mandatario federal afirmando que se alegra que “sus burradas no son todas propias”. ¿Qué se dijo? A través de su cuenta de Twitter, López Rabadán compartió una fotografía con un gran acercamiento a la oreja de López Obrador, en la que supuestamente se observa un aparato de comunicación a través del cual le transmitirían la información al presidente. “Ver esta foto me da un poco de alegría, porque sus burradas no son todas propias… ¡qué bueno! Eran muchas, demasiadas, en exceso para una sola persona”, twitteó. 
 
 Autor: Francisco Rodríguez

Contacto: https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez 


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.