Candidata del PAN en Chihuahua es vinculada a proceso

Chihuahua.- María Eugenia Campos Galván, candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Chihuahua, fue vinculada a proceso por el delito de cohecho.

Medios de comunicación nacional detallaron que se le acusó de, presuntamente, estar en una nómina secreta del ex gobernador de ese estado, César Duarte Jáquez, quien se encuentra actualmente recluido en un penal de Estados Unidos a la espera de una resolución en su audiencia de extradición.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, dado a conocer ayer durante una audiencia celebrada por más de 42 horas, la defensa de los imputados no controvirtió las pruebas presentadas en su contra, por lo que, debido al valor probatorio de las mismas, se acreditó la comisión del delito.

Samuel Uriel Mendoza, aceptó como válidas las pruebas presentadas por el Ministerio Público en contra de María Eugenia Campos y los ex legisladores María Ávila Serna del Partido Verde, y Rodrigo de la Rosa del Revolucionario Institucional, señalados en el expediente 2821/2020.

Entre las pruebas presentadas estuvo el desvío de recursos desde la Secretaría de Hacienda, la mecánica de “nómina secreta”, la entrega de recursos a diversas personas y la recepción de dinero de parte de los imputados.

En el desahogo de pruebas se dio a conocer que Campos Galván recibió presuntamente nueve millones de pesos, mientras que Ávila Serna 3.8 y De la Rosa 2.5 millones de pesos del erario público.

Continuará campaña

Tras lo ocurrido, la aún candidata aclaró que iniciará su campaña -puesto que estas arrancan oficialmente el 4 de abril-, a pesar de la vinculación a proceso pues consideró que esto no afecta sus derechos políticos de votar y ser votada.

En una videoconferencia, la candidata reiteró su confianza en el sistema judicial mexicano por lo que accedió enfrentar la formulación de la imputación e iniciar la campaña electoral con el proceso judicial en su contra.

La candidata destacó que el propio juez le dijera que puede continuar con el proceso electoral, mientras las pruebas son llevadas por control judicial.

La alcaldesa con licencia, acusó al actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado de emprender una persecución política en su contra y “entregar la entidad a Morena”.

“En lo jurídico seguiremos aportando lo necesario para demostrar que las acusaciones son falsas, y que este proceso es una persecución política basada en declaraciones amañadas, fabricación de pruebas, utilización de instituciones, amenazas y una confabulación de actores políticos”.

Finalmente dijo a sus simpatizantes que no se detendrá y seguirán “más fuertes que nunca”

Derechos Reservados AF