Tu televisión y refrigerador podrían no ahorrar tanta energía como piensas

Redacción MX Político.- Si compraste un nuevo electrodoméstico recientemente, es probable que tu decisión haya estado influenciada por la calificación de eficiencia y ahorro de energía del producto, pero podría ser que esto no sea tan real como piensas.

Una encuesta reciente realizada por la Comisión Europea (CE) encontró que el 93 por ciento de nosotros conocemos y tomamos muy en cuenta las características de consumo de energía en los aparatos eléctricos.

Sin embargo, resulta que dentro de aproximadamente tres meses, estos electrodomésticos no serán tan eficientes en cuestiones de consumo de energía como nos hicieron creer al comprarlos por sus características en este apartado.

Las etiquetas de los productos en temas de energía con las que todos estamos familiarizados han existido durante más de una década. Originalmente, la etiqueta energética variaba de la A a la D, pero a medida que la tecnología evolucionó y los electrodomésticos comenzaron a usar menos electricidad, el rango de calificaciones se amplió y se agregaron A +, A ++ y A +++ en 2010.

No obstante, la tecnología se ha puesto al día una vez más, lo que significa que casi todos los electrodomésticos nuevos se ubican en una de estas tres categorías principales. Esto, según la CE, significa que la etiqueta ya no cumple su función original y puede llevar a los consumidores a creer que están comprando uno de los productos más eficientes del mercado cuando en realidad es solo categoría A +. Esto obligará a cambiar las etiquetas de regulación en consumo de energía.

Es comprensible que espere que un electrodoméstico que actualmente tiene una clasificación A +++ sea una ‘A’ con la mejor calificación a partir de marzo, pero en realidad ahora puede tener una calificación B, C o peor según la nueva escala de eficiencia energética. En este momento, es imposible saber si algún A +++ será degradado a una “A”, por ejemplo.