Fútbol americano en lencería, un deporte rudo, sexy y… ¿sexista?

Porque las tacleadas, barridas y lanzamientos no están peleados con la sensualidad, hay un deporte que los reúne: Fútbol americano en lencería

Mónica Ávila es una mexicana que forma parte de la Extreme Footbal League, antes LFL, una competición femenina indoor de Fútbol Americano en Estados Unidos.

De acuerdo con la jugadora del equipo Austin Sound, de Texas, lejos de ser sexista, este concepto de la X League es una forma de empoderamiento, ya que tiene la máxima exigencia competitiva.

“Incluso aquí en Estados Unidos nos juzgan mucho porque sales en calzones. Pero no va por allí, todas las niñas somos unas bestias, por decirlo así. Una mezcla de feminidad y fortaleza. También una mujer puede saber cómo taclear, recibir un golpe y a pesar de ello seguir jugando con todo. Es demostrarle al mundo que no por ser mujer eres más débil o puedes hacer menos cosas que un hombre”.

De hecho, las apasionadas por el fútbol que forman parte de esta liga cuentan con un alto nivel, ya que la mayoría de los equipos son entrenados por ex entrenadores de la NFL.

La también microempresaria de 28 años comenta estar muy feliz con este deporte, ya que entre otras cosas, ha cimentado en ella una fuerte sororidad y confianza en sí misma.

“Aprendes que si haces las cosas mal, vas a afectar a todos. Es como el compañerismo, que si uno se cae, se caen todas. También muchas veces he estado muy insegura de mi, que si por ser chaparrita, porque vengo de otro lado no me van a aceptar, pero no es así. A mi me ha enseñado que todas las mujeres somos muy fuertes, capaces, somos bonitas, y no hay quién o qué nos pueda detener para lograr nuestros objetivos”.

LO QUE DEBES SABER SOBRE EL POLÉMICO DEPORTE

El fútbol de arena nació en el Superbowl del año 2004 bajo el nombre de Lingerie Bowl, como un entretenimiento alternativo al medio tiempo tradicional.

Sin embargo, fue tanto el éxito, que se fundó una liga formal con el nombre de Lingerie Football League, misma que comenzó su temporada inaugural en septiembre de 2009.

Actualmente para que las chicas jueguen este rudo deporte, deben usar protección para hombros, codos y rodillas así como cascos similares a los utilizados en el hockey sobre hielo, sin embargo ya se contempla la posibilidad de cambiar un poco el uniforme para hacerlo más seguro.

Tiene reglas ligeramente diferentes al fútbol tradicional, sin goles de campo ni tiros extra. Además a diferencia del fútbol americano masculino, los equipos juegan con una alineación inicial de 7×7.

PAL