La ciencia confirma que los antojos en el embarazo NO existen, esta es la explicación

La ciencia confirma que los antojos en el embarazo NO existen, esta es la explicación

Estar a la espera de un bebé puede significar muchas cosas, desde hacer crecer la familia hasta cambiar la rutina diaria; pero principalmente implica cambios en el organismo de la mujer. Al respecto, hay un común denominador que muchas aseguran que presentan en estos nueve meses: los famosos antojos en el embarazo.

Algunas mujeres cuentan que en este tiempo tuvieron los antojitos más extravagantes y raros; desde consumir una lata de leche condensada a comer pedazos de barro -sí, con el que elaboran las artesanías-. Sin embargo, los médicos tienen mucho que decir al respecto.

De acuerdo con las investigaciones, no hay pruebas contundentes de que los antojos en el embarazo realmente existen; por eso debes dejar de pensar que si no te comes ese manguito con chile y mucho limón tu hijo nacerá haciendo un gesto extraño.

Los antojos en el embarazo son en sí una respuesta a las carencias que tenía la madre antes de quedar embarazada; ¿a qué nos referimos con esto? Quizá la mujer tenía una falta de hierro y ahora busca satisfacer su apetito con este tipo de comida para compensar -porque el cuerpo sabe muy bien lo que hace-; así como a los cambios hormonales.

¿Si no me cumplo los antojitos en el embarazo mi bebé saldrá con una marca?

“Desde un punto de vista científico, no existen los antojos, aunque los familiares siempre relacionan la mancha de nacimiento con algo que se le antoja a la madre”, dijo el Dermatólogo Jerónimo Escudero Ordoñez al portal Eresmamá sobre uno de los mitos más sonados.

De acuerdo con el nutriólogo Saúl Sánchez hay embarazadas que nunca experimentan un solo antojo durante la etapa de gestación, por lo que no es una regla que toda mujer que será mamá debe cumplir. Así, se niega que realmente exista este escenario que para muchas mujeres “es común”.

No consumir ciertos antojitos en este tiempo en sí no afecta directamente al bebé -de acuerdo con los especialistas-, por lo que es tiempo de dejar de pensar que nacerá con la boquita abierta, o que presentará un lunar del color del antojo que tuviste, tampoco la búsqueda por probar sabores dulces o salados definirá si tendrás un niño o una niña.

Lo que sí puede ocurrir en este tiempo es que al ceder a los antojos en el embarazo las madres pueden aumentar de peso, lo que promoverá la diabetes gestacional; e incluso las hará propensas a presentar diabetes tipo 2 en el futuro cercano.

Los médicos indican que debes acudir al médico cuando tienes esta clase de síntomas, pues pueden ser indicador de que presentas carencias en el organismo. Por otra parte, indican que las embarazadas sí tienen un incremento de apetito, pero la clave está en no permitir que el antojito aporte una ingesta calórica excedente que afecte a la futura mamá.

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

por viviendoencasa.mx

La entrada La ciencia confirma que los antojos en el embarazo NO existen, esta es la explicación se publicó primero en Oaxaca Digital.