Familiares exigen justicia por feminicidio de Marycruz, indígena zapoteca de Oaxaca

ARISTEGUI NITICIAS / DIANA MANZO

Oaxaca.- La paz y la tranquilidad se rompió en Santa María Guienagati, un municipio indígena zapoteca de Oaxaca, donde fue asesinada este domingo Marycruz Z.Z., una joven de 38 años que dejó a tres hijos; sus familiares exigen justicia por su feminicidio.

Marycruz, comunera de origen zapoteca y dueña de una tienda de abarrotes en Santa María Guienagati fue hallada sin vida la madrugada del domingo en el paraje “Paso Limón” localizado a cinco kilómetros de la cabecera municipal.

Al lugar se presentaron autoridades forenses de la Viscefiscalía del Istmo de Tehuantepec, quienes realizan las investigaciones sobre este feminicidio.

El cuerpo de Marycruz presentó una herida al lado izquierdo de su mejilla y presuntamente fue estrangulada, sin embargo, serán las investigaciones quienes dictaminarán de qué murió la joven.

El asesinato de esta joven mujer ha dejado consternados a los lugareños, quienes hacen un llamado urgente a las autoridades federales y de Oaxaca para que den con los responsables.

Guadalupe Quiroz Jiménez, cuñado de Marycruz, dijo que era una mujer muy alegre, tranquila, amable y respetuosa.

Contó que su cuñada salió de su hogar el sábado para acudir a una convivencia tradicional conocida como “entrega de bebida” a otra localidad, y a su regreso, su hermano y otros conocidos la dejaron a 5 kilómetros de la localidad, en un crucero, sin embargo, ella decidió caminar hacia la comunidad alrededor de las 2:00 de la madrugada, horas después, a las 6:00, la hallaron sin vida.

Guadalupe solicitó apoyo al gobierno federal y a las organizaciones civiles de mujeres para que visibilicen este feminicidio porque temen que por ser de una comunidad enclavada en la sierra mixe zapoteca, su muerte sea una estadística más.

“Pedimos que las autoridades federales de justicia investiguen, nosotros no sabemos qué ocurrió y que el feminicidio de mi cuñada, no quede impune”, reiteró.

En lo que va del año, según datos del colectivo Ges Mujer, 18 oaxaqueñas han sido asesinadas, imperando más los feminicidios en la región de la costa, Istmo de Tehuantepec y valles centrales.