Equidad de Genero / En opinión de Lilia Arellano

EL CASTILLO

Redacción MX Político.- En Oaxaca, cuyo número de visitas presidenciales es mayor al de cualquier otra entidad, han fallecido por COVID veintiun presidentes municipales. El titular de Salud ha sido el encargado de dar a conocer los nombres de las víctimas. Marino Martínez, de San Juan Dluxi, en la zona mixteca; el edil de San Pedro Mixtepec; Armando Vázquez en Miahuatlánº; Hugo García Ríos, de San José Tenango, a quien ni siquiera pudieron suministrarle oxígeno; Efraín Lázaro de San Juan Tamazola; Leonilo Ruíz Martínez de Santa Catarina Loxicha; José Yolando Jarquín, de Xitlapehua; Javier Santiago de Reyes Etía; Artemio Ortíz Ricardez de Tamazulapam del Espíritu Santo; Florencio San Germán de San Baltazar Chichicapam: Fernando Bautista Dávila, de Tuxtepec; Pedro Escárrega Perez de Santiago Jocotepec; Alfredo Juárez de Matías Romero; Victorino Gómez de San Bartolomé Quialana; Simón Bazán de San Simón Zahuatlán, Pedro Modesto Santos, de Santa Cruz Xitla; Daniel Efrén Hernández de San Miguel de Río; Aparicio Reyes de Santos Reyes Tepejillo; presidentes municipales de Ixtlán de Juárez y Mazatlán Villa de las Flores, se suman a los nombres de cinco síndicos y 48 concejales. El contagio alcanza a cerca de cuarenta mil oaxaqueños de los cuales calculan han fallecido más de 3 mil. Los números, como sucede a nivel nacional, no los tienen debidamente contabilizados debido a la cantidad de víctimas habitando en las comunidades más apartadas, en donde no existen clínicas de salud, tampoco funerarias, ni crematorios, ni recurren al registro para los certificados de defunción. Los van enterrando conforme van muriendo y siguen sus tradicionales velorios acompañados por la comunidad sin temer a los masivos contagios, los cuales, irremediablemente, se registran. Llama la atención sean Oaxaca y Chiapas las entidades a las cuales se han enviado las vacunas de origen chino aún y cuando su efectividad sea del 50 por ciento y estén carentes del visto bueno de la FDA y de la OMS.

Ese panorama se reproduce en otros estados en donde el número de funcionarios víctimas del coronavirus aparece en toda su negrura revelando la falta de una estrategia idónea para el combate a la pandemia, dejando ver muy claramente lo erróneo de todas las decisiones adoptadas desde el Sector Salud central. En número de muertos le siguen a Oaxaca, Puebla y Veracruz. Son 131 los alcaldes contagiados, aparecen: dos en Baja California; 4 de Chihuahua; 3 en CDMX; en Coahuila también tres; 11 en el Estado de México, dos de ellos fallecieron; Guanajuato reporta uno, Guerrero dos; Hidalgo cinco con un muerto; Jalisco uno; Michoacán 4, uno falleció; Morelos uno; Nayarit un contagiado y un muerto; Nuevo León ocho, Puebla veinte, Querétaro dos, Quintana Roo dos, San Luis Potosí 7, Sinaloa 4, Sonora cuatro, Tabasco, uno; Tamaulipas cuatro; Tlaxcala tres de los cuales dos murieron; Veracruz 10 con tres decesos y Yucatán con ocho infectados y dos muertos.

Atrajeron reflectores los gobernadores con pruebas de COVID positivas: la de Sonora, Claudia Pavlovich; Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur quien contagió a su esposa; Claudia Sheibaum de la CDMX; Mauricio Vila Dosal de Yucatán; Silvano Aureoles de Michoacán; el duranguense José Rosas Aispuro; Carlos Manuel Joaquín González de Quintana Roo; Francisco Cabeza de Vaca de Tamaulipas; el guerrerense Héctor Astudillo Flores; de Querétaro, Francisco Domínguez Sarvién; Adán Augusto López, de Tabasco; Omar Fayad de Hidalgo; el bajacaliforniano Jaime Bonilla, hasta ahora. Los legisladores, ya se vio, atraen a los virus. En el senado dieron positivo a la prueba: Josefina Vázquez Mota, Claudia Anaya, Damián Zepeda, Alejandra Reynoso, Celeste Sánchez, Bertha Caraveo, José Luis Pech, Ismael Cabeza de Vaca, Roberto Moya Clemente, Miguel Ángel Osorio Chong y el fallecido Joel Molina. Entre los diputados conocidos se infectaron: Mario Delgado, Arturo Escobar, Jorge Alcibíades García, Tonatiuh Bravo, María Libier González.

Ahora que, ninguno tan famoso como Hugo López Gatell, o los titulares de las fuerzas armadas o el titular de Hacienda Arturo Herrera, o Irma Eréndira de la Función Pública, o Rocío Nahle de Energía, o la recién nombrada responsable de la seguridad ciudadana Rosa Icela Rodríguez o el del IMSS, Zoe Robledo entre otras celebridades que, juntas, no hacen a un López Obrador o Carlos Slim padeciendo COVID-19.

La curva de la pandemia disminuye sin duda, entre estos personajes, entre los ciudadanos no se visualiza el mismo panorama. Pero, fuera de eso… vamos bien.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.