El PRI, incertidumbre

Oaxaca.- Lo digo esto porque los propios militantes y hasta los panistas hoy cobijados por el tricolor como Eufrosina Cruz Mendoza, le hicieron “fuchi” a la candidatura uninominal. Me dicen que se la ofrecieron primero a la peladita Sofía Castro, pero les dijo “no, gracias”. Sabedora de que este es un distrito irrecuperable para su partido, el PRI, pidió y le otorgaron la candidatura por Salina Cruz para la diputación federal. Por el papel tan deprimente del presidente municipal de ese puerto y de otros de ese distrito que son del Morena, se siente con posibilidades de triunfo.

Eufrosina también rechazó la misma candidatura por mayoría de votos. Aprovechando la coalición “Va por Oaxaca” del PRI-PAN-PRD cabildeó intensamente para que, “aunque sea por el PRI” la hicieran candidata número tres en la lista plurinominal, es decir no irá a tocar “puerta por puerta” como los demás abanderados a pedir el voto para el PRI. Será legisladora por dedazo. Hay que tener presente que la señora de los alcatraces tiene padrinos muy poderosos en el PAN donde hizo meteórica carrera política al decirse víctima de la antidemocracia del sistema de usos y costumbres en su natal Santa María Quiengolani donde no le permitieron ser presidenta municipal -dice- por ser mujer. Autodesignada “indígena ligth” tiene poderosos mecenas como Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala que son los que conducen su carrera política.

CÁNDIDO EMERGENTE

Por esos raros trueques que vemos ahora en los partidos políticos, de pronto el PRI acepta que su veterano segmento Cándido Coheto Martínez se ponga la chaqueta azul y lo registran como candidato a diputado federal uninominal por el PAN en el distrito 4 con cabecera en Tlacolula. Es decir, para la alianza “Va por Oaxaca” tocará puerta por puerta para obtener el ansiado voto.

Me dicen que el veterano político serrano espera llegar a la edad de los octogenarios con una nueva curul federal que disputará nuevamente al “Chepi” quien buscará la reelección por el partido Morena.

En este distrito electoral federal se dará la competencia más tenaz. Primero porque es el más extenso con 123 municipios y, segundo, porque Cándido va por la revancha y, como político de colmillo retorcido, no escatimará gastos. Dicen que ya compró una gran casona en Tlacolula para que nadie alegue que es un desarraigado.

No hay que olvidar que el profe Chepi ganó la pasada elección al mismo Cándido, pero ahora la lucha electoral se dará en otras circunstancias: el efecto Peje en las urnas ya no será el mismo y el Chepi no logró mayor ascendencia. Eso beneficia a Cándido, pero Chepi apuesta en su favor la opinión cínica en muchos pueblos donde a la hora de sufragar no emiten su voto con el cerebro sino con el hígado. Dicen que como “ya robaron los del PRI ahora que roben los del Morena”.

CANIBALISMO

Sorprendente la gran mesa que han tendido los Lopezobradoristas para el banquete de los caníbales.

Qué otra cosa es si no antropofagia política la que vimos la semana que termina entre la inepta Nancy Ortiz quien se hace llamar “superdelegada” de los programas Bienestar del gobierno federal, y el presidente municipal de Santa Lucía del Camino. Dante Montaño. Los dos con sus respectivos manejadores. Nancy recibiendo línea de Salomón Jara; Dante, azuzado por el perverso “Carasucia” Benjamín Robles.

Aunque la primera es Morenista, el edil es del PT pero se confiesa “cien por ciento obradorista”. Por eso extraña el sainete que armaron. Nancy por regatearle las vacunas y Dante por irascible. Ambos exhibieron su falta de oficio político y contaminaron sus furias al partido Morena.

Si ya era extremo el gran poder que le dan a Nancy como “superdelegada”, poner en sus manos un programa de vacunación que significa vida o muerte para los ciudadanos, es irresponsabilidad extrema. Mala leche de AMLO designar en ese cargo a una mujer sin experiencia política ni formación académica. En su trayectoria solo registra estudios truncos de bachillerato.

Cuando la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal confirmaba que Morena “usa electoralmente la vacunación anti covid19”, a la “superdelegada” se le ocurre bloquear el biológico para Santa Lucía. El manejo torpe de la vacunación en Oaxaca está sacando lo mejor y lo peor de cada uno de los protagonistas mientras la muerte campea. A tal grado llegó el affaire que tuvieron que intervenir el gobierno federal y el gobierno del estado.