Cárceles para niños / En opinión de Francisco Gómez Maza

·        Pequeño migrantes no acompañados bajo maltrato en EU

·        Seguridad Nacional deberá entregarlos a un padre o tutor

Redacción MXPolítico.- Veremos y diremos. Joseph Biden está comprometiéndose a la voz de ya a resolver el gravísimo problema de los niños migrantes, en su mayoría centroamericanos, que ingresan sin autorización en territorio estadounidense, sin ningún acompañante, solos, y que son prácticamente encarcelados en los llamados Centros de Detención, donde son maltratados por el simple hecho de estar encerrados, sin libertad, sin ninguna comodidad, sin sana distancia ante la pandemia. Sólo no tener libertad de acción es aberrante.

Cientos de niños y adolescentes inmigrantes en territorio estadounidense han estado detenidos en condiciones de hacinamiento, en una instalación de tiendas de campaña de la Patrulla Fronteriza, donde algunos duermen en el piso porque no hay suficientes colchonetas, de acuerdo con abogados de organizaciones sin fines de lucro que supervisan centros de reclusión de inmigrantes y que presentaron su denuncia ante varios medios informativos.

A pesar de las preocupaciones por el coronavirus, de acuerdo con reportes periodísticos, y testigos. los menores son mantenidos a una distancia tan estrecha unos de otros, que pueden tocar a quien está a su lado, con el gravísimo riesgo de contagiarse de coronavirus. Algunos tienen que esperar cinco días o más para bañarse, y no siempre hay jabón disponible; sólo champú. Y cinco días ya son una ilegalidad porque sólo tendrían que estar detenidos 72 horas.

El gobierno del presidente Joe Biden negó a los abogados el acceso a la instalación de tiendas de campaña. Durante el gobierno del expresidente Donald Trump, las visitas de abogados a estaciones de la Patrulla Fronteriza sacaron a la luz problemas graves, como el encierro de docenas de niños en una estación rural sin suministro adecuado de alimentos, agua y jabón.

“Es bastante sorprendente que el gobierno hable de la importancia de la transparencia y luego no permita a los abogados de los menores ver dónde se están quedando”, dijo la abogada, Leecia Welch, del Centro Nacional para el Derecho de la Juventud. “Me parece muy decepcionante”, advirtió.

Las cifras gubernamentales muestran una crisis creciente debido a la detención de centenares de niños que cruzan a diario la frontera. Actualmente la Patrulla Fronteriza tiene la cifra histórica de más de 3,000 menores detenidos.

Un número mayor de niños permanece más tiempo del establecido bajo custodia de la Patrulla Fronteriza porque las instalaciones de largo plazo a cargo del Departamento de salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) están prácticamente llenas. Centenares de niños son capturados a diario a un ritmo que rebasa por mucho el de entrega a parientes o patrocinadores. El HHS tarda en promedio 37 días para entregar a un menor.

Ante esta situación, el gobierno del presidente Joe Biden ha acudido a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) para que le ayude a procesar y atender a una cantidad récord de menores inmigrantes no acompañados que llegan a Estados Unidos cruzando sin autorización legal la frontera con México.

Durante los próximos tres meses, la FEMA apoyará el esfuerzo del gobierno para recibir, hospedar y transferir de forma segura a menores que llegan sin un padre u otro adulto a la frontera suroeste de Estados Unidos, informó el sábado el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Los números oficiales muestran que aumenta la crisis en la frontera, conforme cientos de menores entran todos los días sin autorización a Estados Unidos desde México y son detenidos.

El Departamento de Seguridad Nacional deberá procesar y transferir a menores no acompañados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), en cuestión de tres días, para que puedan ser entregados a un padre que ya vive en Estados Unidos o un tutor adecuado hasta que se resuelvan sus casos migratorios.

Sin embargo, más niños están detenidos más tiempo en instalaciones de la Patrulla Fronteriza que no fueron diseñadas con su cuidado en mente porque los albergues para plazos largos operados por el HHS prácticamente no tienen capacidad para recibirlos. Los menores son aprehendidos todos los días a mayores tasas de las que el HHS puede enviarlos a padres o tutores. Mayorkas dijo que la FEMA trabaja con el HHS para “analizar todas las opciones disponibles para rápidamente expandir la capacidad física para albergues apropiados”.

“Nuestro objetivo es asegurar que los niños no acompañados sean transferidos al HHS lo más rápido posible, de acuerdo con los requerimientos legales y en beneficio de los niños”, dijo Mayorkas. Veremos.

Autor: Francisco Gómez Maza

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.