Floyd Mayweather vacaciona en Cancún con fiestas millonarias llenas de lujo

Redacción Oaxaca Político.- La leyenda del boxeo Floyd Mayweahter Jr, aterrizó este jueves en Cancún y como era de esperar, no reparón en gastos.

El hombre que termino invicto su carrera dentro de los encordados, acudió al lujoso restaurante Chambao donde pidió una enorme langosta importada de Nueva Escocia que promete un sabor irrepetible. Mayweather cumplió 44 años a finales de febrero, pero eso no ha sido limitante para que el estadounidense siga celebrando en grande.

En este lugar sirven salmón tyee, un exclusivo programa de cría individual; también salmón de Tasmania; alaskan king crab; langostas australianas, mexicanas y estadounidenses, entre una larga lista de productos premium de elite.

Durante su cena de langosta, el restaurante ofreció para el excampeón mundial, un espectáculo de bailarinas acrobáticas. Mayweather siempre ha sido conocido por sus gustos extravagantes y por siempre pagar todas sus cuentas con dinero en efectivo que transportan sus guardaespaldas en maletas.

Durante su primer día en este centro vacacional del Caribe Mexicano,  “The Money” junto con sus acompañantes, disfrutaron de música en vivo en el reconocido establecimiento de Cancún.

Acostumbrado a siempre brillar, la velada para uno de los considerados mejores peleadores de la historia, fue aderezada con un espectáculo de luces artificiales que destellaron sobre la laguna.

Mayweather es bien conocido por no hacer las cosas a medias, por lo que su fiesta de cumpleaños siempre iba a ser un asunto complicado.

Mayweather se hospedó en el hotel Garza Blanca Resort & Spa. Es una suite de dos pisos, 500 metros cuadrados de interiores lujosamente diseñados y una terraza privada en el tercer piso con su propio jacuzzi.

De acuerdo a reportes de la prensa local, el personal de seguridad del estadounidense tuvo un altercado con algunos aficionados que echaron porras a favor del Canelo Álvarez. Mayweather visitó Tulum y mientras ingresaba un grupo de personas locales que sabían de la llegada de Floyd lo increparon.

GPP