Otras dos muertes en manifestaciones en Myanmar

Redacción MX Político.- Dos manifestantes murieron por heridas de bala en la cabeza en Myanmar hoy en otra jornada de las protestas contra los gobernantes militares del país, reporta la prensa nacional.

Según testigos, las nuevas víctimas fueron en la ciudad norteña de Myitkyina, y recibieron disparos desde edificios cercanos al lugar donde protestaban.

Fotos publicadas en Facebook mostraron los cuerpos de dos hombres tirados en la calle, mientras que tiendas, fábricas y bancos fueron cerrados en Yangon, la principal urbe de la nación asiática.

En algunos lugares ondeaban banderas confeccionadas con htamain (pareos de mujeres) o las colgaban en filas al otro lado de la calle para conmemorar el Día Internacional de la Mujer mientras denunciaban a la junta militar.

Los medios estatales de prensa informaron que también se desplegaron fuerzas de seguridad en hospitales y universidades como parte de los esfuerzos para hacer cumplir la ley.

La organización internacional Médicos por los Derechos Humanos protestó contra la ocupación de los hospitales, que calificó de una violación del derecho internacional.

Después de un fin de semana de redadas nocturnas y arrestos, al menos nueve sindicatos que abarcan sectores como la construcción, la agricultura y la manufactura pidieron a la población que dejen de trabajar para revertir el golpe.

El momento de actuar en defensa de nuestra democracia es ahora, expresaron los sindicatos en un comunicado.

Myanmar ha estado en crisis desde que un golpe de Estado el 1 de febrero derrocó a la líder civil Aung San Suu Kyi del poder y desencadenó protestas masivas contra la nueva junta militar.

El Ejército, que niega la responsabilidad por la pérdida de vidas en las protestas, ha defendido la toma del poder alegando un fraude electoral generalizado en las elecciones de noviembre pasado, algo que niegan las autoridades electorales.

La Policía y el Ejército desataron una represión cada vez más brutal contra los manifestantes, con más de 50 muertos y casi mil 800 detenidos, según Naciones Unidas.

jpob