Egresado de la UNAM diseña máscara para protegerse de la COVID-19

Redacción MX Político.- Durante la pandemia de la COVID-19 uno de los problemas más importantes ha sido el equipo de protección, sobre todo en hospitales. Por este motivo, Alejandro Crespo, egresado de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, diseñó la máscara PURIFAIR 1, que posee un alto grado de seguridad basado en las normas internacionales.

 Desarrolló esta máscara para apoyar con su “granito de arena” contó a UNAM Global.  El equipo cuenta con un diseño muy ligero que permite trabajar sin problema dentro de un consultorio dental o médico e incluso en un quirófano.

 Posee el grado médico con filtro N95 PM 2.5. En la parte superior es capaz de atrapar hasta un 95 por ciento de las partículas con un tamaño de hasta 2.5μm por medio de su filtro de 5 capas, filtro de algodón electroestático a prueba de polvo y filtro con carbón activado.

 El filtro con carbón activado bloquea el polvo del tamaño de micrones, contaminantes industriales y varios tipos de sustancias nocivas. Por tal motivo, funciona no sólo para protegerse del SARS-CoV-2 sino de cualquier otro virus.

 Su uso es muy fácil, ya que cada filtro es desechable. “Lo único que tienen que hacer es desechar el filtro no deseado y reemplazarlo por uno nuevo”.

 Dispone de unos ventiladores silenciosos que permiten ventilar y circular el oxígeno de forma natural dentro de la máscara y así eliminar algunos gases producto de la respiración como el CO2 de forma sustancial.

 Posee dos baterías de litio a los costados para que la máscara funcione 6 horas seguidas, una válvula de escape frontal que permite la salida de gases más rápida y en el proceso no permite la entrada de ninguna otra partícula.

 La máscara está hecha de un plástico de alta densidad ultra resistente a cualquier golpe, ralladura o quemadura y así se prolonga la vida del equipo.

 En la parte lateral izquierda cuenta con un botón que permite apagar los motores en períodos de inactividad y sobre todo cuando la carga de las baterías se encuentra baja y requiere conectarse al cargador para seguir usándola.

 Es muy segura porque cuenta con la certificación de la Directiva de Instrumentos Médicos (93/42/EEC) de la Comisión Europea, y los estándares internacionales de calidad de ISO 14971:2012; 1041:2008+A1:2013; ISO 10933-5:2009; ISO 15223-1:2016; ISO; 10993-12009/AC:2010; y ISO 10993-10:2013.

jpob