El Lunes, la Gran Marcha / En opinión de Jesús Michel Narváez

Redacción MX Político.- Y no, no se trata de la denominada la Larga Marcha o La Gran Marcha iniciada por Mao Tse Tung en 1934 y que permitió terminar con las dinastías gobernantes e instaurar el régimen comunista que prevalece hasta hoy, aunque con la política de “un país, dos sistemas”, adoptada cuando la separación de Taiwán y aplicada al recuperar Hong Kong.

No, se trata de la marcha del próximo lunes con motivo de conmemorar, no celebrar, el Día Internacional de la Mujer.

Y en México se espera una reacción a la acción gubernamental que ha desdeñado reclamos, exigencias y derechos de las mujeres.

Como nunca, un presidente de la República cuestiona las libertades de ellas, de las mujeres, e incluso las acusa de obedecer a intereses de los neoliberales.

Hay datos aterradores. Los proporciona Amnistía Internacional México. En su informe #LaEraDeLasMujeres surge la interrogante: ¿Por qué protestan las mujeres en #México? Estas son las respuestas:
10 mujeres asesinadas cada día
98% de feminicidios en la impunidad
Hay más de 20 mil mujeres y niñas desaparecidas
La tortura sexual es recurrente en detenciones de mujeres
Se niega el derecho al aborto
Políticos violan y abusan mujeres.

Nada equivocada está la ONG global al hacer tales afirmaciones. La razón es simple: son hechos comprobados que el gobierno federal ha ignorado e incluso provocaron un roce entre el presidente López y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien le corrió la plana. El presidente había dicho que los feminicidios son iguales a los homicidios.

Así los considera aunque la diferencia sea notable.

Sin pretender ser feminista soy un respetuoso de las libertades que ellas reclaman y tienen derecho a ejercerlas. El punto fundamental: no son escuchadas.

Pueden marchar, protestar, llegar a las puertas de Palacio Nacional y vandalizar las añejas maderas que fueron diseñadas a fin de darle el realce que merece un edificio colonial. Pueden cerrar las calles y acompañadas de grupos en muchas veces infiltrados por anarquistas femeninas, generar el caos. En la Ciudad de México –y en ninguna otra parte- se les encapsula con mujeres policías que, aunque se niegue, están reforzadas por policías masculinos que no respetan el 10 de mayo.

Pueden demostrar con pruebas que han sido violadas y que sus denuncias no prosperan, y nadie las escucha.

Hablar de 3 mil 500 feminicidios anualmente, es brutalmente alarmante.

Tania Reneaum, directora ejecutiva de AI en nuestro país, consideró que el enojo de las mujeres debe ser escuchado y respetado para ser visto como un elemento de cambio social.

“Queremos decir por qué las mujeres estamos enojadas, queremos decir que la movilización de las mujeres tiene un valor político y que exigimos respuestas políticas”. Por eso los datos, que no son los otros, contenidos en su informe #LaEraDeLasMujeres.

El lunes el Día Internacional de la Mujer. Y el presidente ha dicho: no vandalicen… nadie les prohibirá marchar… háganlo correctamente.

Vaya respuesta. Vaya desdén.

Ojalá y que el próximo lunes se cuenten por miles las mujeres que tomas las calles no solo de la capital del País sino a lo largo y ancho de la República Mexicana y que sus voces suenen como coro de ángeles con su reclamo: ser escuchadas.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.