El CCE prevé que los consumidores terminarán pagando el precio de la reforma eléctrica

Un ahorro de 44 mil millones de dólares que el sector público hacía, ya no lo podrá hacer, pues lo gastó en generar electricidad, aseguró Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE.

Redacción MX Político.- Un incremento en el costo de las tarifas de energía eléctrica por parte de los consumidores en nuestro país, es lo que se prevé con esta reforma al sector eléctrico impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobada anoche por el Congreso.

Que “subirán las tarifas eléctricas en las empresas del país, costo que pagarán los consumidores vía aumento de precios en alimentos, bienes y servicios o bien en el pago de más impuestos para subsidiar el impacto de 60,000 millones de pesos que le costará a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generar energía”, sostuvo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín.

“El consumidor tendrá que pagar vía precios ese pantalón que le saldrá más caro, esa camisa, ese bien, ese kilo de tomate que va consumir este día, ese kilo de sopa o carne será más caro porque la electricidad para producir será más caro, o por otro lado tendremos que pagar más impuestos para poderle dar al erario la cantidad de dinero suficiente para poder financiar los 60,000 millones de pesos”, sentenció.

Al inaugurar el Foro Electricidad para el Futuro de México, organizado por el CCE y especialista en materia energética, el dirigente empresarial advirtió: “Estas consecuencias van a tener un impacto, porque al final los agentes económicos que invirtieron (en la generación de electricidad) de buena fe en nuestro país, deberán de tener alguna protección del poder judicial a sus intereses legítimos”.

El Senado de la República avaló la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica enviada por el Ejecutivo sin oportunidad de ampliar la discusión ni un parlamento abierto que permitiera entender las implicaciones que vendrán, “no nos dimos el tiempo, no nos escucharon ni oportunidad de contrastar para tener mejores decisiones”.

“Cualquier agente económico requiere tener una electricidad más barata. No podemos nosotros tratar de manejar que la electricidad no subirá a los hogares, pero sí les subirá a todos los agentes económicos y el costo implícito del 26% más caro que se traducirá en los 60,000 millones de pesos anuales que tendrán que ser financiados de alguna manera”, afirmó Salazar Lomelín.

La soberanía no se construye con retórica, dijo, sino con trabajo, comparativos y mejores decisiones.

Una postura férrea y poco cordial, la que asume el dirigente empresarial con respecto al Gobierno Federal y al Presidente de la República, para quienes Lomelí Salazar había tenido hasta hoy una actitud de ‘colaboración y respaldo’ a la mayoría de sus políticas.

El presidente del CCE destacó que el sector público ha ahorrado 44,000 millones de dólares para generar electricidad, monto que ha sido invertido por el sector privado y ahora ya no se podrá hacer.

hch