Maru Campos, quiere una carta de impunidad, ante sus graves delitos / En opinión de Juan Antonio Torres

Redacción MX Político.- Cero y van 4 audiencias de formulación de imputación que evade, la ex alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, la virtual candidata del PAN, al gobierno de Chihuahua, para las elecciones del 6 de junio del 2021.

Así pues, no son pocos los chihuahuenses que se preguntan porque tanta laxitud y facilidades ante una ex funcionaria, como es el caso de la ex alcaldesa de la capital del estado de Chihuahua, sobre quien pesan en su contra graves imputaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito, que ha formulado la administración estatal, del Nuevo Amanecer, que encabeza, el mandatario de extracción panista, Javier Corral Jurado, a través de la Fiscalía General del Estado, representada por César Augusto Peniche Espejel.

Pero, también la clase política y el imaginario pensante, se cuestionan, porque si la hoy abanderada a la gubernatura de Chihuahua, está limpia de pecado y culpa, como ella y sus abogados presumen por todos los medios, ¿porque ha promovido tantos amparos?

Que además no han prosperado.

-Reza el sabio refrán, “que el que nada debe, nada teme”. Y entonces, porque Campos Galván, promueve tantos amparos a través de su abogado, Francisco Javier Molina Ruiz, el tristemente célebre, ex – procurador de Justicia, en los tiempos del no menos turbio, ex gobernador de Chihuahua-1992-1998- Francisco Javier Barrio Terrazas, cuando el imperio del Cartel de Juárez, se estaba gestando en la fronteriza ciudad, asiento de innumerables feminicidios, que se registraron en ese “período de terror”, uno de los episodios más cruentos que se recuerdan de aquellos tiempos y de aquellos lares-

Que además no han prosperado ante los juzgados federales, pero además, el amparo se promueve para defenderse en libertad, garantía constitucional, que no ha perdido, en ningún momento, ni como titular de la presidencia municipal, ni ya como virtual candidata del PAN, al gobierno de Chihuahua, no obstante, las graves acusaciones que la vinculan con el ex mandatario estatal, César Duarte, que por supuesto, no son asuntos triviales.

Para los priistas que presuntamente estuvieron involucrados en actos de corrupción, tráfico de influencias, manejo de recursos de procedencia ilícita, en el pasado sexenio, se les ha aplicado una justicia expedita, ipso facto, a todo lo que oliera a los múltiples, trastupijes, latrocinios, actos de pillaje, que cometieron al amparo del poder, los ex “servidores públicos” de la putrefacta nomenclatura pasada.

Hasta por “quítame esas pulgas, ex funcionarios de segundo y tercer nivel, de la pasada administración, han sido llevados a prisión, por delitos menores, mientras, a la ex alcaldesa, se le han permitido demasiadas facilidades, para que además de forma marrullera, evada la acción justiciera, siga haciendo su proselitismo partidista, por los diferentes municipios de la entidad, promoviendo, “su honestidad” que cada vez va quedando en evidencia, que no hay tal.

De acuerdo, a un abogado penalista, quien nos pidió, el anonimato, “los 4 amparos que ha promovido, María Eugenia Campos Galván, a los cuales no se les ha concedido la protección federal, y los han sobreseído, o sea, que se los han negado…

Así pues, explica el abogado, “para que proceda un amparo indirecto, es necesario señalar, el acto reclamado y que el Tribunal de Control, informe si existe, o no un acto de citación de comparecencia, o una orden de aprehensión en contra de la hoy candidata a gobernadora por el PAN, María Eugenia Campos Galván.

El también ex académico de la Universidad Autónoma de Chihuahua, agrega, que “es un hecho notorio, que la sociedad chihuahuense no se explica, él porqué interpone tantos amparos, cuando ella argumenta que no se le respeta la presunción de inocencia. “Más sin embargo- detalla el penalista- ella sabe perfectamente bien que los tribunales federales le han negado los amparos, porqué sus conceptos de violación, son improcedentes.

Caso contrario, de la conducta de Campos Galván, de no respetar el principio de seguridad y legalidad que establecen los artículos 1, 14 y 16 constitucionales, pero que además viola el artículo 310 del Código Federal de Procedimientos Penales, que establece que el Ministerio Público, tiene el derecho y la obligación de solicitar por escrito a un juez de control, señal y fecha para la audiencia de imputación, que de no comparecer, o presentar más triquiñuelas, el numeral antes citado, faculta al MP, de solicitar la comparecencia de la indiciada por la evasión que ha realizado la defensa, solicitar la orden de aprehensión al juez de control, ya que el artículo 20 constitucional, señala que el MP, tiene la acción persecutoria de los delitos, con el objetivo de que nadie quede en el terreno de la impunidad, que se observa a leguas en el tema de la ex alcaldesa y la presunta persecución política en su contra”, concluye, el experto en derecho penal.

Lo cierto, es que la ex alcaldesa con licencia, y sus corifeos, podrán decir, de manera perversa que “no saben de qué se le acusa a la hoy candidata a gobernadora por el PAN, cuando en los hechos reales, la lupa social, percibe que todo lo que se ha dicho de los pagos millonarios que recibió de parte de César Duarte, es un tema que conforme pasen los días. Irá minando su credibilidad, y lo más grave, la confianza de los futuros electores, que no quieren saber nada de testaferros que tuvieron que ver con el innombrable ex inquilino del palacio de gobierno.

Los tiempos fatales tarde que temprano se tendrán que cumplir, pero algo que quizás no ha valorado, Campos Galván, es que si su empoderado cómplice, el ex gobernador de Chihuahua, es extraditado cuando empiecen las campañas electorales, si a alguien le va a meter ruido, es a la candidata panista, al ex secretario del ayuntamiento, César Jáuregui, metidos hasta el tuétano en la nómina secreta, mientras los demás candidatos, Graciela Ortiz González, del PRI; Jorge Alfredo Lozoya de Movimiento Ciudadano y el propio, Juan Carlos Loera de la Rosa, están libres de todo cuestionamiento que tenga que ver con el parralense.

Todos alineados bajo ese tema de corrupción duartista, en contra de la alcaldesa, le harán un enorme daño a su imagen y a su credibilidad, que cada vez pierde más fuerza entre los futuros electores, a los cuales les genera por demás urticaria, todo lo que tenga que ver con el hoy reo detenido en una fría prisión del país de las barras y las estrellas. Que salpicó a tirios y troyanos, con millonarios recursos que se birlo de las arcas estatales cuando repartía el pastel a manos llenas, a sus compinches, que se le han volteado, declarándose, testigos protegidos, porqué, El Talegas, Corral, los tiene agarrados de las posaderas, y de las talegas, a los cuales les pregunto, lo que le preguntaron al traficante chino, Zen Li Yegon, en tiempos del panista, Felipe Calderón:
“¿Cooperas o cuello?

Y pues, todos… flojitos y cooperando, han cantado hasta lo que no debían. Pero ya lo dicen los rancheros… el cu… avisa.

Sino, hay que preguntarle, a los hoy flamantes testigos protegidos.. unas auténticas ratas peludas, quienes tuvieron no miedo, sino pavor de ser huéspedes del penal de San Guillermo, sino soltaban la sopa, y regresaban los billetes que les dieron.

POSDATA:

Por cierto, Marko Cortes, el mandamás del PAN, ya no ha sacado la cabeza defendiendo a capa y espada a María Eugenia Campos, y menos, después de lo que le ocurrió al violador de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, quien ya no será candidato a gobernador por aquella tierra, rica en amapola y cannabis indica…

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.