Encontronazo AMLO-Biden / En opinión de Lilia Arellano

  • Vacunación masiva y pronta, exigencia de EU
  • T-MEC, electricidad, narco y tráfico de armas
  • Aprovecha el tabasqueño promocionar braceros 
  • Tramo 5 del Tren Maya, manzana de la discordia

Redacción MXPolítico.- Este lunes tendrán su primer encuentro virtual los presidentes de México y de Estados Unidos. La amplia y compleja agenda de la relación bilateral recién iniciada entre estas dos administraciones confluye en puntos conflictivos, iniciando éste en la lentitud de la aplicación de vacunas contra el COVID-19, acción relevante para el vecino del norte a fin de no ver disminuídos sus esfuerzos por evitar mayores contagios y muerte entre sus ciudadanos. Resalta sea el propio presidente López Obrador quien, ante su incapacidad de resolver el desempleo y la crisis económica actual, promueva el programa para braceros, tal como lo hiciera en Zacatecas el fin de semana. Entre los temas a tratar está el cumplimiento de los términos del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y el sector energético, seguido de la colaboración para combatir a los cárteles de la droga, la cual en la gestión del tabasqueño se ha dejado al garete. El primer encuentro deberá servir para limar asperezas, sin embargo existen algunas dudas producto de las últimas expresiones del tabasqueño dedicadas al vecino del norte.

Previo a la llamada entre los mandatarios, el Departamento de Estado informó en la reunión virtual se abordarán temas relacionados con “la relación comercial bilateral, los desafíos de seguridad compartidos, la migración regional, el cambio climático y otros asuntos de interés mutuo”. El tema energético “se calentó” la semana pasada. El gobierno de Biden hizo un llamado al de López Obrador para que mantenga un ambiente de “libre inversión” en materia de energía, un día antes de la reunión virtual entre el secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. Julie J. Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, señaló: “Instamos a México a escuchar a los accionistas, a escuchar a las compañías del sector privado y a proveer realmente de una cultura, de una atmósfera de libre inversión y transparencia para que las empresas –estadounidenses- sigan invirtiendo en México”. La funcionaria confirmó los cambios a la ley del sector eléctrico serán uno de los temas abordados en la reunión virtual.

La reforma impulsada por AMLO, aprobada en la Cámara de Diputados, y que aún debe recibir el visto bueno del Senado, prioriza a las plantas generadoras del gobierno y relega a las de capital privado que operan con gas natural y fuentes renovables de energía. Empresas de EU han externado su preocupación por los cambios, que consideran una violación del T-MEC. Ante la petición del Departamento de Estado de EU, el presidente López Obrador llamó a Joe Biden a no intervenir en la ley eléctrica. “Ellos opinan que nosotros debemos actuar de una forma. Está bien, porque también hay que garantizar la libertad de expresión, no sólo en un país sino eso es un principio universal, pero debemos respetar en esta materia del manejo de la política eléctrica”, señaló en la conferencia de prensa del viernes pasado. Y destacó: “no es contradecirnos y entrometernos, pero ahora que tuvieron el problema de las heladas en Texas se dio a conocer que no funciona bien la política que se aplica, cuando menos en ese estado y en otros estados de la Unión Americana”. ¿Habrá una conversación tersa despuès de tales afirmaciones?

NARCO Y TRÁFICO DE ARMAS

El 30 de enero de 2019 López Obrador contestó a la pregunta : “¿Se acabo la guerra contra el narco?”: “No hay guerra… Oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz”. La respuesta se dio luego de explicar la estrategia de su gobierno, misma presuntamente en busca de reducir la violencia y homicidios más que capturar a grandes capos. Paz, reconciliación, perdón, amnistía, legalización, fueron algunas de las palabras clave en la estrategia del tabasqueño para terminar con la violencia por la guerra con el narcotráfico. Su estrategia, a pesar de mantener la militarización de la lucha, no sirvió para nada, a dos años de distancia los índices de violencia se mantienen iguales o empeoran en relación con su antecesor, Enrique Peña Nieto. Los homicidios acumulados en la administración de López Obrador generados por la violencia superan las 76 mil víctimas hasta el momento y el nivel de impunidad por esos delitos sigue en 98% en promedio.  

El gobierno de Donald Trump se quejó reiteradamente de la falta de colaboración de la administración de López Obrador en el combate al narcotráfico, le demandó demostrar compromiso político en la materia y desarrollar y compartir una estrategia integral para confrontar el crimen organizado internacional. A las autoridades de EU preocupó sobre manera  el incidente, en octubre de 2019, donde los ataques de hombres armados obligaron al gobierno de López Obrador a ordenar al Ejército la liberación del recién capturado Ovidio Guzmán, hijo del encarcelado capo Joaquín “El Chapo” Guzmán. La pasividad del actual gobierno envalentonó a los cárteles. En julio del año pasado, presuntos sicarios del grupo de élite del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) difundieron en redes sociales dos videos haciendo alarde de vehículos blindados, equipo táctico y armas de alto calibre. De acuerdo con el analista Falko Ernest de la organización International Crisis Group (ICG), esos videos “reproducen el espectáculo de la violencia, pero lo que realmente estamos viendo es una evolución gradual a niveles más altos, con más costos humanitarios, por los números de desaparecidos, de desplazados y de la violencia letal de los homicidios”.  

En un foro realizado la semana pasada, organizado por Causa en Común, denominado: “Tráfico de Armas Estados Unidos-México”, Larry Rubin, presidente de la Sociedad Americana en México y representante del Partido Republicano en el país, destacó:  el tráfico de armas de Estados Unidos hacia México va a continuar si el narcotráfico no se ve disminuido. La solución es que ambos países trabajen de forma conjunta para controlar el tema de armas y narcotráfico, ya que son problemas compartidos. Sin embargo, en el gobierno de López Obrador más que mejorar la colaboración en materia de combate al narcotráfico se han dado pasos hacia atrás frenando avances y rechazando colaboraciones.

SE AGUDIZA DESEMPLEO

El sábado, AMLO adelantó propondrá a Joe Biden un acuerdo para legalizar la migración de trabajadores mexicanos en Estados Unidos, precisamente cuando la economía mexicana sigue sin despegar y continúa hundiéndose el mercado laboral mexicano. El cierre de algunas actividades económicas en el inicio de este año para frenar los contagios de Covid-19 impactó en el mercado laboral y la tasa de desocupación se ubicó en enero en 4.7%, el primer aumento desde junio de 2020. En el primer mes del año, 883,825 personas perdieron su empleo, la tercera caída consecutiva en la ocupación y la baja mensual más pronunciada desde abril de 2020.  El Inegi reportó también que de los más de 12 millones de trabajos que se perdieron en abril del año pasado, “periodo de mayor restricción en la operación de los negocios y en la movilidad de la población para contener la pandemia”, se han recuperado 8.7 millones, es decir, 3.3 millones de trabajadores siguen sin tener medios para mantener a sus familias desde hace casi un año. En tanto, la población ocupada en el sector informal se redujo de 29.5 a 28.9 millones, lo que llevo a la tasa de informalidad laboral a 55.6 por ciento, 0.2 puntos porcentuales menos que la reportada en diciembre pasado. 

Además del aumento del desempleo, en enero se incrementó el número de personas subocupadas, es decir, aquellas que con jornadas laborales reducidas y con necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo. En la actualidad hay 7.8 millones de trabajadores y trabajadoras en esta condición, 281 mil más que en diciembre pasado. Con este movimiento  la tasa de subocupación se ubicó en 14.9%, un aumento de 0.7 respecto de lo observado en el cierre de 2020, todavía muy por arriba de lo registrado en el pico de 12.9% en la crisis financiera global de 2009. De ahí que López Obrador ande ocupado buscándoles trabajo a miles de trabajadores mexicanos en Estados Unidos, pues su administración se ha visto incapaz de ocuparlos en territorio nacional. El fin de semana, en un evento en Zacatecas, confirmó: “Vamos a tratar este asunto,  (a decirles) a ver, ustedes van a necesitar, para crecer, para producir, trabajadores mexicanos y centroamericanos. Vamos mejor ordenando el flujo migratorio, legalizando, para darle garantía a los trabajadores que no arriesguen su vida y que se protejan los derechos humanos”.  El mandatario señaló que, de acuerdo a sus cálculos, la economía estadounidense necesita al año entre 600 mil y 800 mil nuevos trabajadores para mantener su ritmo de crecimiento. Destacó que ya existe el antecedente para la propuesta: el Programa Bracero (conocido en inglés como Mexican Farm Labor Program). 

DE LOS PASILLOS 

Sabedores de lo trabajadores que son los diputados, los senadores, seguramente se darán a la tarea de revisar las cajas arrojadas en su inmueble como pruebas en contra del gobernador tamaulipeco García Cabeza de Vaca para apuntalar su desafuero. Lo mismo deberían hacer los de la ASF, llevarles toda la documentación para ocuparlos en determinar si hubo dolo, mala fé, politiquerías, en su reporte. Muy mal andamos… La obra con mayores dificultades para su realización ha sido la del Tren Maya. No solamente se trata de los desacuerdos, los amparos, los resultados de las licitaciones, el retiro de inversores, sino los conflictos internos en los cuales, como suele suceder, siempre han un gran ganador, un exitoso triunfador. Tres tramos del Tren y la venta de la piedra –material más caro que los mismísimos rieles- cayeron en poder de Pedro Ases, del dueño de un partido político al cual AMLO le tiene confianza sin saber para donde camina. Uno más era para el Ejército y el quinto tramo, el correspondiente al recorrido Cancún Playa del Carmen, supuestamente entregado a ICA una vez, supuestamente, presentada la mejor licitación, es en el presente peleado también por el Ejército para su contrucción asegurando tienen una cotización infinitamente más económica. Lo grueso y apetitoso del pastel está en manos de los sindicatos del CATEM, de los apoyadores de Fuerza Social, de los nuevos creados por el tabasqueño.

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
www.facebook.com/liliaarellanooficial Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
www.youtube.com/liliaarellano

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.