Carismática Gloria con “Trevi In Da House”

Redacción, MX Político.- Una poderosa energía y buena vibra irradió la cantante mexicana Gloria Trevi hasta los hogares la noche del pasado sábado 27 de febrero, ello a través de su concierto virtual intitulado “Trevi In Da House”, de la mano de la promotora Ocesa en la plataforma eTicket Live.

En punto de las 20:30 horas arribó la carismática cantautora al escenario del Teatro Metropólitan de la Ciudad de México, para arrancar con “Pelo Suelto” y “El favor de la soledad”, misma que generó un halo de melancolía al verse las imágenes del recinto sin espectadores.

De acuerdo con Proceso, el espectáculo gozó de una excelente producción con una pantalla monumental como telón de fondo y un entablado de doble nivel, donde bailarinas y bailarines dieron rienda suelta al bailongo junto a la sonriente cantautora regia. Además, el constante movimiento de cámaras relucía para recrear en diversas perspectivas la dimensión escénica y visual del show en streaming.

El repertorio incluyó “Me río de ti”, “Vestida de Azúcar” y “Esa hembra es mala”, cobijándose además por la magnífica ejecución del ensamble de músicos. Incesantes cambios de vestuario brillaron durante todo el festín, mientras una madura y guapa Gloria se colocaba la chaparra de piel que llevaba inscrita la arenga: “Voten por las mujeres”, para seguir ella a todo pulmón con “Grande”. Después de “¿Qué voy a hacer sin él?”, en versión a cappella sentada desde las butacas, desenvolvió en un atractivo despliegue escénico y teatralidad para las clásicas “Doctor psiquiatra”, “La papa sin cátsup”, “Zapatos viejos” y “Los borregos”.

El ocaso vislumbró al ritmo de “El recuento de los daños” y “Todos me miran”, la cual causó sensación por el diseño de vestuario con trajes en doble vista (de frente un elegante esmoquin y detrás simulando una sutil tanga). Tras despedida en falso corriendo hacia los camerinos, su equipo le indicó que el chat reventaba clamando “¡¡¡otra, otra, otra!!!”. Retornó contenta, al son de la rola “Gloria”, para finalmente ser cargada en brazos de sus bailarines fieles que la depositaron directamente hasta su camioneta. Con el éxito alcanzado la aclamada estrella agradecía a sus seguidores, quienes enloquecían virtualmente cuando el reloj sobrepasaba las 22 horas.

jam