También gobernadores morenistas se ‘aglutinan” para defender las elecciones… y a la “4T”

Los de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo y de Baja California, Jaime Bonilla, no pudieron asistir.

Redacción MX Político.- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y los seis gobernadores de Morena, firmaron un Acuerdo por la Democracia para no intervenir en las siguientes elecciones de este año, comprometiéndose a denunciar cualquier irregularidad como uso de recursos públicos con fines electorales.

El acto se inscirbe en el marco del llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador hecho a los gobernadores del país, a no intervenir para apoyar a ningún candidato ni a ningún partido en las elecciones de junio de este año.

Fue en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde se verificó el significativo evento político, que sin duda marca e inicio real -que no formal ni legal quizá- que marca el arranque del proceso electoral de junio próximo.

Un acto encabezado por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, una de las mencionadas como principales candidateables por parte de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a suceder a Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República.

Sheinbaum Pardo leyó una documento firmado por los gobernadores de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas; de Puebla, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta; de Tabasco, Adán Augusto López Hernández; de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez; estos últimos se encontraban de forma presencial mientras que de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, y de Baja California, Jaime Bonilla, no pudieron asistir. Sin embargo suscribieron vía remota el documento.

Una especie de Alianza Federalista, pero Morena, susurraron en voz baja algunos de los reporteros que cubrían la fuente.

“Nos comprometemos a que, en esta Cuarta Transformación de la vida pública de México -de la cual orgullosamente formamos parte- actuaremos como hasta ahora lo hemos hecho para que en nuestro México quede en el oscuro pasado los malos recuerdos de décadas de imposiciones y fraudes electorales”, reza una de las cláusulas del documento.

Más adelante continúa diciendo “nos comprometemos a no apoyar a ningún candidato de ningún partido, a no permitir que se utilice el presupuesto público con fines electorales, a denunciar la entrega de dinero del crimen organizado o de la delincuencia de cuello blanco para financiar campañas, a impedir la compra de lealtades o conciencias, a no traficar con la pobreza de la gente, a no solapar a tramposos o “mapaches” electorales, a evitar el acarreo y el relleno de urnas, la falsificación de actas y todas esas abominables prácticas ilegales y antidemocráticas que deben quedar en el pasado de manera definitiva”.

Los gobernadores de Morena hicieron también un llamado a los alcaldes y presidentes municipales a que se sumen al acuerdo y respeten las elecciones para que se lleven de forma democrática.

hch