Jesús Betancourt, un empresario deportivo, sobreviviente / En opinión de Juan Antonio Torres 

Redacción MXPolítico.-La pandemia, en Chihuahua, como en el resto del país, y obvio en todo el mundo provocó una crisis sanitaria, así como el cierre de miles de empresas, que dejó en la calle a muchos empresarios grandes, medianos y pequeños, sin duda.
En forma paralela, las estadísticas de personas fallecidas por el coronavirus, y de contagiadas quienes nunca se esperaron esta epidemia, cuando surgió el virus, que nos exportarían los chinos a finales del 2019, y del cual, el gobierno federal, encabezado, por el morenista, Andrés Manuel López Obrador, nunca tomó las previsiones del caso, minimizando lo que meses más tarde, se traduciría en una tragedia, que todavía estamos muy lejos de cuantificar en muchos rubros.
En este contexto nada halagüeño, se enmarca la historia personal de un joven y osado empresario en el segmento deportivo, como es el caso de Jesús Betancourt Rodríguez, de 41 años de edad, oriundo de esta capital, quien se atreve a platicar con este columnista, sobre el viacrucis que ha tenido que sortear, desde marzo del año pasado, cuando se ordenó el cierre de gimnasios, centros deportivos, en toda la vasta entidad chihuahuense, por órdenes de la administración federal, y obvio que fue secundada, por el gobierno del pontífice del Nuevo Amanecer, Javier Corral Jurado.
“Nuestro gimnasio, del cual omite su nombre para evitar represalias del sector gobierno, lo aperturamos en julio del 2019, con muchas ilusiones de llevarlo a feliz puerto, en el mediano plazo, y desde luego, acreditarlo entre nuestros clientes que pertenecen a la clase media y media alta; por desgracia apenas llevábamos en el negocio poco más de 7 meses, cuando se nos presenta el tema del coronavirus, que creímos ingenuamente, sería cuestión de dos o tres meses, como se esperaba…pero se fue a cinco, ocho, diez meses; ya estábamos al borde de la quiebra definitiva, si se hubiera prolongado el cierre hasta marzo, pero por fortuna, el 18 de enero de este año, tuvimos la autorización del sector gobierno de reapertura de nuestras instalaciones y en general, de todos los gimnasios, obedeciendo, por supuesto, todos los protocolos de sanidad, que nos impusieron con todo rigor, para evitar la propagación de contagios y por ende de personas que pudieran morir, por nuestra irresponsabilidad, que hasta hoy, no se han dado”, admite, el empresario, quien se desempeñó por algunos años en la banca privada, hasta que se atrevió a incursionar en los negocios de salud y deportes.
Betancourt Rodríguez, quien se ostenta como líder de la Red Mexicana de Salud Física y Deporte, que aglutina a más de 60 gimnasios en la ciudad, admite, no ser un instructor especializado en el tema de físico-culturismo, pero si contar con un perfil administrativo como para afrontar un negocio de esta naturaleza, sin embargo, quien llena este aparente hueco, es su pareja sentimental y socia, de quien se abstiene de citar su identidad, por cuestiones de estrategia, la cual en este tramo, le lleva muchos años de experiencia, que sin duda, ha sido por demás importante, en los diez meses que de facto estuvimos cerrados al público, porqué nuestros gastos de operación, que oscilaban por el orden de los 100 mil pesos mensuales, que tenían que ver con el pago de nómina del personal, renta- por este solo concepto, 30 mil pesos- luz, agua, IMSS, se nos cayeron casi en su totalidad, de no ser porque rentamos nuestros equipos a clientes diversos, dando clases particulares, para enfrentar este viacrucis, que amenazaba con llevarnos a la quiebra como una incipiente empresa, como le ocurrió a cientos de negocios, no solo de este ramo, sino de muchos más que tuvieron que cerrar sus puertas en forma definitoria, o en el mejor de los casos, traspasarlos, para no perder todo lo invertido..
Cuestionado, Jesús, sobre los supuestos apoyos económicos de los que mucho se publicito en los medios de comunicación por parte del gobierno federal lopezobradorista, y del propio de Corral Jurado, se contestó casi en automático..
¿Cuáles?, porqué nosotros, como propietarios de un gimnasio, que si bien no estamos con el nivel de otros que venden sus franquicias por volumen, nunca recibimos ningún centavo partido por la mitad, salvo un pequeño auxilio del municipio, pero fuera de ahí, ¡cero! 
 “Puro rollo publicitario, pero nada más” subraya.
“Gracias a Dios, el dueño de estas instalaciones, tuvo la extraordinaria calidad humana de condonarnos la renta cuando arreciaba la crisis de la pandemia, porque si nos hubiera cobrado, es muy probable que ya habríamos cerrado nuestras operaciones, sin duda.. Tenemos una deuda muy grande con él, y  gracias a ese invaluable gesto de generosidad, seguimos vigentes en nuestra pequeña trinchera, que nos obliga a redoblar esfuerzos, ser responsables y decirles a otros colegas que han pasado por esta dura y ruda prueba, que no bajemos la guardia, que tengamos fe, que vamos a salir de esta pesadilla, que se llama coronavirus, que ha cobrado vidas, que ha llenado de luto y dolor a miles de familias…
El empresario, admite que hemos tenido un diálogo por demás fructífero con Joel Gallegos, titular de Gobernación estatal, lo mismo que con que la doctora, Mirna Beltrán, de la Secretaría de Salud y con Juan Pedro Santa Rosa, del Instituto del Deporte, para establecer protocolos de salud, que se integran en 38 medidas generales que deben aplicarse en todos los gimnasios pequeños, medianos y grandes, es decir, las llamadas franquicias.
“En un principio, allá por el mes de diciembre hubo muchos jaloneos para llegar acuerdos, entre los propietarios de gimnasios de pesas, crossfit, karate y centros deportivos, los que oscilan en alrededor de 300 en la capital del estado, con los representantes del sector gobierno, en sus tres niveles, por qué no estábamos preparados para enfrentar una contingencia que nos pondría en una crisis sanitaria, que nos ha dejado un aprendizaje intensivo a marchas más que forzadas en estos diez meses, que se nos hicieron una eternidad”, admite, Betancourt Rodríguez.
 Antes de concluir la entrevista, Jesús, ataviado en traje deportivo, en tono sereno, y sin echar las campanas al vuelo, reconoce que a la luz de los hechos que le ha tocado vivir, sufrir y enfrentar, como nunca se hubiera imaginado, hace una reflexión ante el entrevistador:
“Nosotros representamos una comunidad grande, por demás sana, que tiene todo el derecho a seguir creciendo y consolidarse en el mediano plazo, y en este contexto, tenemos que generar un compromiso de responsabilidad, de dar un ejemplo, primero entre nosotros mismos, y desde luego, con el resto de nuestros conciudadanos; bajo esa vertiente, me quedó con lo que nos dijo días atrás, la doctora, Leticia Ruiz, del sector salud:
“Ustedes son los soldados del sector Salud”… que desde luego nos motivó a seguir en la lucha, porqué todavía nos falta un tramo cuesta arriba, de aquí a junio, cuando creemos, ya se haya erradicado esta epidemia, que nos puso al borde de una situación insostenible, que a gritos y sombrerazos seguimos enfrentando contra viento y marea”, concluye en su relato, uno de muchos empresarios que se han negado a morir en su intento de crecer y trascender en su segmento de negocios…
Por fortuna, para Jesús Betancourt Rodríguez, la vida, la buena salud y la suerte, parece que se han alineado en su favor, para que su buena estrella no se haya apagado.
Y esperemos que nunca se apague, a gente todo pundonor, con mucha reciedumbre, como es el caso de quien hoy, nos ocupamos, quien nos permitió  conocer, no solo su perfil empresarial, sino también, humano…..
 POSDATA:
 Me llama mucho la atención, como Javier Contreras Orozco, ex director editorial de El Heraldo de Chihuahua; Armando Cabada Alvídrez, el todavía edil de Ciudad Juárez; la ex diputada, Hortensia Aragón Castillo; el ex legislador, Fernando Reyes Ramírez y la ex regidora, Teokali Hidalgo, quienes recibieron millonarias atenciones del malandro de César Duarte, que tuvimos los chihuahuenses como gobernador en el sexenio pasado, bajo el apartado de la “nomina secreta” que manejo más de mil millones de pesos, se hayan aliado para salvar “su reputación”, con el gobierno del catequista, Javier Corral Jurado, como “testigos protegidos” cuando en el régimen pasado no tuvieron el empacho de estirar la mano y aceptarle billetes, muchos billetes a quien repartía el pastel a manos llenas, o sea, el ex titular del Ejecutivo estatal.
 Hoy, cuando la desgracia política ha alcanzado al parralense, le muerden la mano al que les dio de comer a manos llenas, porque les dio miedo convertirse en inquilinos del hotel de 3 estrellas de San Guillermo, donde todavía pernoctan algunos funcionarios de aquella putrefacta banda de asaltantes, perdón de “servidores públicos”.
 Además de pinches corruptos, también se les debe endilgar el calificativo de ¡TRAIDORES!
Pero que se podía esperar de estos personajes de la talla de Contreras Orozco, quien cobraba no porque lo que publicaba, sino por su silencio cómplice. Si regresó 10 millones de pesos a las arcas del erario estatal, con ¿cuánto se habrá quedado el doctor en ciencias de la transa y conexas. Pues por lo menos con unos 20 milloncitos, sino es que más, mucho más.
 ¿Qué podemos decir del grisáceo alcalde de Juárez, Armando Cabada, pues no buenas cosas. Porqué muchos saben que recibió no solo 5 millones de pesos, que el regresó  a la administración del Nuevo Amanecer, para darse “baños de pureza” y exhibirse como un funcionario impoluto, cuando se acercaban los tiempos de las definiciones políticas, cuando en su campaña para edil en el 2016, recibió todos los apoyos económicos y de todo tipo, para que derrotara al enemigo de Duarte, o sea a, Héctor “el teto” Murguía Lardizábal, quien soñaba con ser el candidato a gobernador en este 2021, que para bien de muchos, se fue por el caño..
Hortensia Aragón Castillo, se rasgaba  las vestiduras disertando en contra de la corrupción donde se paraba, tirándole duro y macizo a los priistas, cuando abrazaba las siglas del PRD. Pero dice un dicho, que “cae más pronto un hablador que un cojo, y mire, le salió lo decente, nomás recibió 2 milloncitos de pesos, de su compinche, César Duarte. En ese mismo apartado de “distinguidas personalidades”, no es una sorpresa, ni nada que se le parezca, lo que trascendió de “El Púas” Fernando Reyes, yerno, del putrefacto, ex secretario de gobierno, Raymundo Romero Maldonado, conocido en el bajo mundo de las trasvestis, como La Inmunda” de que también estaba en la “nómina secreta”, de la cual le rozaron, también 2 melones, pero de pesos.
Sí, “El Puás”se andaba pedaleando a Teporaka Romero Maldonado, cuando está estaba casada con la hija de un notario de Cuauhtémoc, porque le iba hacer el fuchi, a unos biyuyos que desde luego no le sobraban, viniendo de la mano generosa del entonces huésped de palacio de gobierno, “su amigo”
La que si nos sorprendió fue Teocali Hidalgo, porque es una mujer por demás identificada con un acérrimo enemigo de Duarte Jáques, como es el caso del ex edil de Chihuahua, Marco Adán Quezada y que haya recibido también esas atenciones del ex mandatario, nos sacó de balance. “Caras vemos, mañas no sabemos” reza el sabio refrán.  
Lo que podemos resumir de todos los personeros antes citados, es que no solo han quedado exhibidos como pillos, sino también como viles judas… 
 Morderle la mano a quien les dio de comer, no tienen nombre. Lo más seguro, es que eso no lo aprendieron de sus padres. Porque eso se mama en casa, desde muy tierna edad. Al menos a mí, eso me enseñaron… Como lección de vida, debemos aprender “que quien traiciona una vez, lo hará siempre”….


 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.