Será revisado por una instancia internacional, el nombramiento de Rosario Piedra al frente de la CNDH

“La CNDH no era perfecta, pero su autonomía e independencia ofrecían oportunidades de contrapeso cuando existía voluntad política para confrontar al Estado”, refieren ONG’s en una carta de enero de 2019.

Redacción MX Político.- El Subcomité de Acreditaciones de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI por sus siglas en inglés), iniciará una revisión especial sobre la situación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), una vez que se han tenido numerosos reproches y preocupaciones, por parte de organizaciones de la sociedad civil.

Esta revisión está asociada a las preocupaciones de esas organizaciones, por la forma en la que el organismo aborda las cuestiones relacionadas a derechos humanos y a un supuesto conflicto de intereses en el nombramiento de su titular, Rosario Piedra Ibarra.

Aseguraron que en la CNDH hay una ausencia de respuesta oportuna ante violaciones graves de derechos humanos, especialmente cuando provienen del Ejecutivo Federal.

Cabe recorodare que el colectivo #CNDHAutónoma comunicó en 2019 al Subcomité, sobre la falta de independencia política de su titular y, que la valoración de los perfiles terminó siendo discrecional y no se tomaron en cuenta los indicadores para evaluar la idoneidad de las personas candidatas.

“La CNDH no era perfecta pero su autonomía e independencia ofrecían oportunidades de contrapeso cuando existía voluntad política para confrontar al Estado. Hoy tenemos una CNDH cooptada por el Estado y cuestionada internacionalmente”, señala el colectivo.

La designada titular de la CNDH, al día de su nombramiento – el pasado 12 de noviembre- no sólo militaba en el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador y de mayoría parlamentaria (Morena), sino que aún desempeñaba un cargo de dirección estatal, violando así las disposiciones de la Ley de la CNDH, apuntan.

“La condición de militante de partido de Piedra Ibarra deja serias dudas a la sociedad y al parecer al Subcomité, sobre la independencia política de la institución y el cumplimiento de la misma Ley de la CNDH que señala que la persona titular de esa institución no debe desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación”.

Por esas razones, el colectivo solicitó al Subcomité una revisión especial del estatus que actualmente acredita la CNDH, “ante el inminente riesgo de que dicha institución pueda comprometer su independencia y autonomía como consecuencia del ilegítimo, opaco y poco creíble proceso de selección y nombramiento de su titular”.

hch