Es el nuevo Hospital General de Querétaro referente a nivel nacional en salud pública: Gobernador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró las instalaciones del nuevo Hospital General de Querétaro, cuya inversión en obra y equipamiento asciende a mil 690 millones de pesos, complejo que, a decir del gobernador Francisco Domínguez Servién será un referente nacional de salud pública. 

Con esta acción, el mandatario estatal afirmó que, desde Querétaro, junto con el Presidente de México, envían un mensaje de unidad, fortaleza y esperanza a todo el país.

Destacó que la magna obra fue posible gracias a un manejo ordenado y honesto de los recursos; y a una planeación de largo plazo.

El nuevo Hospital General de Querétaro, dijo, brindará consultas externas a partir del próximo lunes 1 de marzo y, dada la obligación de sanitizar todos sus espacios, la hospitalización comenzará una semana después, el lunes 8 de marzo. 

El gobernador queretano compartió con el Presidente de México la sensibilidad de atender el sufrimiento de los demás; “juntos, enviamos un mensaje de optimismo a la sociedad: que los poderes públicos se coordinan, cooperan, se unen en torno a lo que es importante para la vida de la gente”.

Señaló que, en estos tiempos difíciles para las y los mexicanos, abrir espacios que alivien la enfermedad y el dolor, es un gesto de responsabilidad y de aliento para la sociedad.

En esta fecha histórica para el estado, el gobernador envió un agradecimiento profundo a todo el personal de salud del país; “gracias por enseñarnos que el gesto humano es la mayor fuente de soluciones ante la adversidad, por recordarnos cuánto necesitamos unos de otros y por mostrarnos el camino hacia un México más humano y mejor”.

Refirió que el nuevo Hospital General de Querétaro, cuya inversión en obra y equipamiento es de 53% con recursos estatales y 47% recursos federales, es unaobra que renueva un nosocomio que tenía ya 57 años de servicio, un hospital que abre sus puertas en medio de una pandemia que ha arrebatado a muchos su salud; a otros la vida; a todos, la tranquilidad.

Pero esta obra, precisó, demuestra que la pandemia nunca podrá arrebatarnos la esperanza.

Señaló que la pandemia por COVID-19 ha hecho patentes varias realidades ymúltiples lecciones: que todo recurso destinado a la salud de las personas, es un recurso bien invertido, que el impulso al desarrollo de la ciencia y la tecnología no debe detenerse y que siempre se debe sembrar unidad en la mente y en el corazón del pueblo mexicano.

En su mensaje, señaló que la pandemia ya cambió la vida de millones de mexicanas y mexicanos, “pero estamos a tiempo de cambiar también el destino de nuestra visión como país; lo digo con absoluta convicción: México debe crecer, pensando en las generaciones del mañana”.

De esta forma, subrayó el gobernador, se dan respuestas nuevas, a problemas nuevos; con ello refrendó su vocación social y solidaria y reiteró que la construcción del bien común y resolver la necesidad de las personas será siempre la mística de su gobierno.

“Y hoy, en este momento, no hay prioridad más importante que defender la salud y proteger el ingreso de las y los queretanos”, manifestó.

Domínguez Servién agradeció al presidente López Obrador por la contribución y colaboración permanente de su gobierno a este logro, pues “nuestra coordinación retribuye a la gente”.

En este tenor, el mandatario queretano hizo referencia al reconocimiento de los entes fiscalizadores a Querétaro como el estado que mejor manejo da a los recursos federalizados. 

Comunicó que el Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro no tiene observaciones cuantificadas pendientes de solventar, ni importes por reintegrar por parte de la Secretaría de la Función Pública, lo cual –dijo-, es una contribución que se hace al desarrollo de México.