Cuando otro López defendió la soberanía energética de México/ En opinión de Ramsés Ancira

Redacción MXPolítico.-“Al tomar posesión la nación mexicana de la Compañía de Luz, se consuma un largo esfuerzo desarrollado por el pueblo de México para tener en sus manos la energía eléctrica que en el país se produce por manos de mexicanos.

“La nacionalización de la energía eléctrica es una meta alcanzada por el pueblo en el camino de la Revolución. Siempre hemos sostenido que alcanzar una meta debe ser punto de partida para más importantes realizaciones, y ahora invitamos al pueblo de México a que, en posesión de su energía eléctrica, acreciente su industrialización para llevar a los hogares de todos, los beneficios de la energía eléctrica y los de la industrialización.

“Hemos de velar todos porque la industria eléctrica en México se maneje con la mayor limpieza, para que todos sus beneficios sean para el pueblo y sólo para el pueblo. Y todos estaremos atentos y vigilantes para señalar con índice de fuego y para castigar en forma adecuada a quienes falten a la lealtad que deben a la patria y al pueblo.

“No habrá en la industria eléctrica ni merinos (ovejas) ni ladrones, porque contamos no sólo con la energía del gobierno, que habremos de poner en juego, sino con la lealtad de los trabajadores electricistas, que habrán de ser soldados permanentes en la vigilancia de los intereses del pueblo.

“Confiamos en su esfuerzo y en su patriotismo para responderle a México que su industria eléctrica se manejará bien, en beneficio del país; honestamente, en beneficio del pueblo; esforzadamente, en beneficio de México.

“Y en esta ocasión en que se cumple una etapa más, podemos afirmar: México es cada día más soberano, cada día más libre, cada día más independiente, por el esfuerzo de ustedes, por el esfuerzo de todos los mexicanos”.

Este discurso fue pronunciado por otro López, también presidente de México, se llamaba Adolfo y se apellidaba López Mateos. Ni la extrema derecha, ni la prensa conservadora, pero mucho los empresarios le pusieron objeción alguna. Por supuesto, el 27 de septiembre de 1960, cuando este discurso fue pronunciado todavía se hablaba muy poco de las “energías limpias”.

La nacionalización de la energía eléctrica fue el hecho histórico más importante para garantizar la soberanía mexicana, desde 1938 cuando Lázaro Cárdenas expropió el petróleo.

Cabe aclarar que López Mateos fue consultado acerca de si permitiría a Estados Unidos invertir en la generación de energía eléctrica en México, y él respondió que no había ningún inconveniente, siempre y cuando el vecino país del norte también permitiera a los mexicanos participar en el negocio al otro lado del Río Bravo.

En las semanas recientes, por primera vez en casi medio siglo, se registraron intensas nevadas en Texas y en estados del norte del país como Coahuila. 

Sin entrar en complejidades técnicas, el hecho es que el gas se comprime con agua y en temperaturas bajo cero, se congela. Por eso Texas no podía abastecerse a si mismo, mucho menos exportar a México.

En el estado de los “cowboys” y magnates petroleros, la situación se volvió insoportable. Hubo asaltos en gasolineras, tiendas de conveniencia y vandalismo.

 En México la situación más grave se resolvió en menos de 24 horas, con el apoyo “de productores independientes de energía a base de gas, carbón y diésel”, según informó CNN.

Un amigo que vive en San Antonio, Texas, Anthony Garfunkel me dijo que México era la envidia de muchos estadounidenses, quienes estaban cruzando la frontera hacia el sur mientras pasaba la tormenta.

El problema de producción eléctrica para México tiene que mirarse desde otra óptica: este maravilloso país nos ha permitido generar electricidad con energía eólica, nuclear (Laguna Verde) hídrica, solar, con gas natural, carbón, biomasa y petróleo.

La secretaria de economía Tatiana Clouthier Tatiana Clouthier afirma que México tiene recursos naturales para autoabastecerse de carbón durante 10 siglos y petróleo por 300 años.

Por otra parte, el calentamiento global exige reducir las emisiones de carbono en los próximos 30 años.

En tiempos de crisis mundial de la economía el presidente López Obrador se ve en la disyuntiva de crear empleos y ahorrar divisas o seguir dependiendo de empresas extranjeras para crear energía.

Parafraseando el paradigma socialdemócrata, México debe apostar a todas las formas de energía limpia como sea posible y utilizar todos los energéticos naturales de los que disponemos, que sean necesarios.

¿Es posible conciliar el sueño de 60 años de autosuficiencia energética para generar electricidad, que hizo realidad López Mateos, con el combate al calentamiento global?

Creo que sí. El reto es desarrollar tecnología que impida el desperdicio de los recursos naturales. El enfoque debería centrarse en la pregunta de cómo hacer que sean empresarios mexicanos los que inviertan en esas tecnologías hídricas y carboníferas, en lugar de que compañías trasnacionales se lleven la mayor parte del negocio, con recursos del Estado Mexicano, cuyas dos terceras partes están compuestas por nuestro territorio y nuestra gente.

Bitácora suplementaria 

En nuestra versión audiovisual Historias para Armar la Historia está desarrollando un documental que pretende ser el más completo en torno a la Vida de Marcial, Maciel. No solo abordamos el ya muy conocido asunto del abuso de menores, sino su participación como delator y difamador de jesuitas, los negocios con terrenos de muy alto valor en la Ciudad de México y Huixquilucan, así como su participación en la evasión fiscal y exportación de capitales a paraísos fiscales. Síganos a través de los canales de You Tube de Los Angeles Press

Autor: Ramsés Ancira

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

“La nacionalización de la energía eléctrica es una meta alcanzada por el pueblo en el camino de la Revolución. Siempre hemos sostenido que alcanzar una meta debe ser punto de partida para más importantes realizaciones, y ahora invitamos al pueblo de México a que, en posesión de su energía eléctrica, acreciente su industrialización para llevar a los hogares de todos, los beneficios de la energía eléctrica y los de la industrialización.

“Hemos de velar todos porque la industria eléctrica en México se maneje con la mayor limpieza, para que todos sus beneficios sean para el pueblo y sólo para el pueblo. Y todos estaremos atentos y vigilantes para señalar con índice de fuego y para castigar en forma adecuada a quienes falten a la lealtad que deben a la patria y al pueblo.

“No habrá en la industria eléctrica ni merinos (ovejas) ni ladrones, porque contamos no sólo con la energía del gobierno, que habremos de poner en juego, sino con la lealtad de los trabajadores electricistas, que habrán de ser soldados permanentes en la vigilancia de los intereses del pueblo.

“Confiamos en su esfuerzo y en su patriotismo para responderle a México que su industria eléctrica se manejará bien, en beneficio del país; honestamente, en beneficio del pueblo; esforzadamente, en beneficio de México.

“Y en esta ocasión en que se cumple una etapa más, podemos afirmar: México es cada día más soberano, cada día más libre, cada día más independiente, por el esfuerzo de ustedes, por el esfuerzo de todos los mexicanos”.

Este discurso fue pronunciado por otro López, también presidente de México, se llamaba Adolfo y se apellidaba López Mateos. Ni la extrema derecha, ni la prensa conservadora, pero mucho los empresarios le pusieron objeción alguna. Por supuesto, el 27 de septiembre de 1960, cuando este discurso fue pronunciado todavía se hablaba muy poco de las “energías limpias”.

La nacionalización de la energía eléctrica fue el hecho histórico más importante para garantizar la soberanía mexicana, desde 1938 cuando Lázaro Cárdenas expropió el petróleo.

Cabe aclarar que López Mateos fue consultado acerca de si permitiría a Estados Unidos invertir en la generación de energía eléctrica en México, y él respondió que no había ningún inconveniente, siempre y cuando el vecino país del norte también permitiera a los mexicanos participar en el negocio al otro lado del Río Bravo.

En las semanas recientes, por primera vez en casi medio siglo, se registraron intensas nevadas en Texas y en estados del norte del país como Coahuila. 

Sin entrar en complejidades técnicas, el hecho es que el gas se comprime con agua y en temperaturas bajo cero, se congela. Por eso Texas no podía abastecerse a si mismo, mucho menos exportar a México.

En el estado de los “cowboys” y magnates petroleros, la situación se volvió insoportable. Hubo asaltos en gasolineras, tiendas de conveniencia y vandalismo.

 En México la situación más grave se resolvió en menos de 24 horas, con el apoyo “de productores independientes de energía a base de gas, carbón y diésel”, según informó CNN.

Un amigo que vive en San Antonio, Texas, Anthony Garfunkel me dijo que México era la envidia de muchos estadounidenses, quienes estaban cruzando la frontera hacia el sur mientras pasaba la tormenta.

El problema de producción eléctrica para México tiene que mirarse desde otra óptica: este maravilloso país nos ha permitido generar electricidad con energía eólica, nuclear (Laguna Verde) hídrica, solar, con gas natural, carbón, biomasa y petróleo.

La secretaria de economía Tatiana Clouthier Tatiana Clouthier afirma que México tiene recursos naturales para autoabastecerse de carbón durante 10 siglos y petróleo por 300 años.

Por otra parte, el calentamiento global exige reducir las emisiones de carbono en los próximos 30 años.

En tiempos de crisis mundial de la economía el presidente López Obrador se ve en la disyuntiva de crear empleos y ahorrar divisas o seguir dependiendo de empresas extranjeras para crear energía.

Parafraseando el paradigma socialdemócrata, México debe apostar a todas las formas de energía limpia como sea posible y utilizar todos los energéticos naturales de los que disponemos, que sean necesarios.

¿Es posible conciliar el sueño de 60 años de autosuficiencia energética para generar electricidad, que hizo realidad López Mateos, con el combate al calentamiento global?

Creo que sí. El reto es desarrollar tecnología que impida el desperdicio de los recursos naturales. El enfoque debería centrarse en la pregunta de cómo hacer que sean empresarios mexicanos los que inviertan en esas tecnologías hídricas y carboníferas, en lugar de que compañías trasnacionales se lleven la mayor parte del negocio, con recursos del Estado Mexicano, cuyas dos terceras partes están compuestas por nuestro territorio y nuestra gente.

Bitácora suplementaria 

En nuestra versión audiovisual Historias para Armar la Historia está desarrollando un documental que pretende ser el más completo en torno a la Vida de Marcial, Maciel. No solo abordamos el ya muy conocido asunto del abuso de menores, sino su participación como delator y difamador de jesuitas, los negocios con terrenos de muy alto valor en la Ciudad de México y Huixquilucan, así como su participación en la evasión fiscal y exportación de capitales a paraísos fiscales. Síganos a través de los canales de You Tube de Los Angeles Press

Autor: Ramsés Ancira

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.