El cierre del Museo de Louvre es una oportunidad de oro para restaurar obras de arte y galerías

Redacción MX Político.- Debido a la pandemia por COVID19, el Museo de Louvre mantiene sus puertas cerradas a los visitantes para cumplir con las medidas sanitarias recomendadas por el gobierno de Francia. Esto es una pesadilla para los amantes del arte, pero una oportunidad de oro para un ejército de curadores y restauradores.

Desde el segundo cierre del Louvre, a partir del 30 de octubre del año pasado, alrededor de 250 empleados y contratistas externos van a trabajar todos los días. Las obras de arte se limpian, las galerías se arreglan, se hacen reparaciones, todo sin que millones de visitantes se interpongan en el camino.

La Mona Lisa tiene buenas razones para sonreír, enigmáticamente por supuesto, sobre su galería vacía: cuando el museo finalmente vuelva a abrir, se verá mejor que nunca. La Victoria alada de Samotracia ha restaurado su dominio sobre una ahora vacía pero gloriosa escalera de piedra.