La 4T huele mal / En opinión de Miguel A. Rocha Valencia

• Intentan cubrir podredumbre en la Cuarta, pero la corrupción, cinismo y opacidad son excesivos

Redacción MX Político.- Lo más seguro es que con los datos del Mesías de la 4T se intenten cubrir, borrar o desacreditar las cifras presentadas por la Auditoría Superior de la Federación que muestra al actual gobiernito como lo que es, corrupto, opaco y cínico. Es más, en cuestión de horas o días, resultará que el titular de la ASF, David Colmenares Páramo tiene ligas con el PAN, PRI o con la delincuencia organizada.

No dudamos que, al auditor Superior, le encuentren dinero de más, le congelen sus cuentas y lo acusen penalmente si no se desdice del informe donde exhibe las “inconsistencias” por lo menos de 75 mil millones, corruptelas del gobierno del Mesías Tropical y la tapadera que resulta para todo ello la Secretaría de la Función Pública, propiedad de Irma Eréndira Sandoval que negó el acceso al edificio, registros y computadoras de la dependencia para checar cómo estaban trabajando.

Peor si el funcionario no desmiente lo dicho en torno a la opacidad e ilegalidades que privan lo relacionado a Dos Bocas, el trenecito Maya y el aeropuertito de Santa Lucía, así como el alto costo de la cancelación del NAIM de Texcoco, donde la suma de la deuda de fibra verde (financiamiento) y los contratos que debieron liquidarse, supera con mucho lo dicho en aquél entonces, por el secretario de Comunicaciones Javier Jiménez Espriú y el titular del Grupo Aeroportuario Gerardo Ferrando Bravo.

Las pérdidas causadas por la cancelación superaron los 332 mil millones de pesos, sin contar desconfianza, fuga de capitales, suspensión de nuevas inversiones y devaluación. La SCT dijo en su momento que lo perdido fueron sólo 71 mil millones y que, con intereses generados por la inversión en Fibra E, podría llegar a 100 mil. Mintieron y eso lo sostuvieron siempre especialistas y este espacio.

Uno de los temas más señaladas por irregularidades además de los mencionados, es el de los programas sociales como el de becas “entregadas” a muertos, y se traslucen las manos libres de que gozan los súper delegados y los servidores de la Nación, que arrastran miles de millones de pesos sin justificar en ese 2019, independientemente de la opacidad en la construcción de las tres obras del Peje de Macuspana, donde hasta los proyectos ejecutivos, estudios de factibilidad y de impacto ambiental, se esconden, tal vez porque sucede lo mismo que con los contratos de compra de vacunas, simplemente no existen.

Claro que se enojó el Mesías Tropical, ya no hay día que no lo haga y arremeta contra quien se deje, de preferencia medios y periodistas, y es que a diario se exhiben las trapacerías de un gobiernito donde se carece de todo, incluyendo talento, medicamentos, estrategia, pero les sobra soberbia, ambición, cinismo y muertos, muchos fallecimientos por enfermedad o asesinatos.

Por eso es que, en la secretaria de la Función Pública, como ocurrió cuando el Caudillo de Tepetitán fue gobernador del DF con los segundos pisos, se esconde todo, se impiden las auditorías pues sabe Irma Eréndira Sandoval que sin rascar mucho se encuentra el cobre de que están hechos los mediocres y rateros funcionarios de la 4T.

Pareciera que además de obediencia ciega al profeta de la Cuarta, los seguidores deben ser corruptos, cínicos y soberbios. Pero descarados, más que aquellos que les entregaron el poder.

La Auditoría Superior de la Federación aseveró que “durante la auditoría, la SFP mostró resistencia al proceso de fiscalización, al no permitir el acceso al equipo auditor a sus instalaciones y archivos, y sus servidores públicos se negaron a comparecer ante la ASF”.

No obstante, eso, pudo establecer que en el caso de Dos Bocas las licitaciones para sus 17 plantas en proceso, todas estuvieron “fuera de norma”. Y claro ahí entraron todos los parientes al negocio, incluyendo primas, compadres, hermanos y amigos que se repartieron los contratos, independientemente que se desconocen (porque no existen) los estudios de riesgos ambientales, medidas de mitigación y daños. Desde luego todas las adquisiciones están observadas.

Ni qué decir en el sector agropecuario, donde se encuentran pagos fantasma hecho por Segalmex, así como compras no acreditadas de granos, pagos excesivos en servicios, además de las conocidas irregularidades en la “entrega” de apoyos del programa Sembrando Vida.

Todo eso en 2019, falta 2020 donde se asegura que disminuyó la transparencia y se profundizó la opacidad con la entrega del 78 por ciento de los contratos de gobierno de manera directa, sin licitación. Pero claro, los datos del año pasado seguramente no los conoceremos, ya que el dueño del país y la ley ordenó se mejoren los números.

A estas horas el auditor Superior de la Federación es objeto de presiones, se las hizo el Profeta desde Palacio Nacional para que cambie las cifras y concuerden con las que él tiene. Si no obedece, veremos que David Colmenares Páramo es crucificado, obligado a renunciar o exhibido como un delincuente, con ligas con los enemigos de México… Al tiempo.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.