Sinaloa y sus Caballos de Troya / En opinión de Ramón Zurita Sahagún

Redacción MX Político.- Platicaba hace un par de meses con Jesús (Chuy) Vizcarra uno de los principales empresarios de Sinaloa sobre sus menciones hacia la posibilidad de ser nuevamente candidato al gobierno de esa entidad, lo que rechazó tajantemente.

Vizcarra propietario de dos empresas líderes en su ramo, el de producción de carne y laboratorio de análisis clínico se consideró satisfecho con lo conseguido en la actividad política, donde fue diputado federal y alcalde de Culiacán, por lo que fue propuesto como candidato del PRI al gobierno estatal, perdiendo la elección en 2010.

Y aunque no lo dice, ni responsabiliza a nadie de su derrota, es sumamente comentado en Sinaloa la traición hacia el partido ejercida por dos ex gobernadores que no estaban conforme con su nominación, ya que otro priista que se pasó a la oposición era su favorito, Mario López Valdez.

El afamado MALOVA contó con el respaldo público de Francisco Labastida Ochoa y Juan S. Millán Lizárraga, por lo que miles de votos de los priistas siguieron el camino de la oposición y Vizcarra perdió abruptamente.

Fue un gobierno desastroso el de MALOVA que fue apoyado por panistas, perredistas y el entonces Convergencia (hoy MC) que se impuso en las urnas por 60 mil votos de diferencia, pero cuya administración dejó sumamente endeudado al gobierno estatal y hasta hoy se mantienen dudas sobre la desviación de recursos y el favorecimiento de contratos.

Seis años después el PRI recuperó la plaza ante el desastre dejado por MALOVA y ahora trata de mantenerlo, aunque surgen algunas dudas.

Nuevamente Labastida Ochoa y Millán Lizárraga se informaron con la nominación de Mario Zamora Gastélum como candidato del PRI y alistan a sus huestes para sumarse a otros de los proyectos que todo indica podría ser el de Rubén Rocha Moya, abanderado de MORENA.

Lo curioso de esto es que Rocha Moya disputó el gobierno de Sinaloa, precisamente con los dos mencionados, resultando vencido en las urnas, por amplia ventaja, ya que su votación fue del 1.7 y 18 por ciento en el primero y segundo intento.

El pasado jueves los priistas refrendaron la candidatura del senador con licencia Mario Zamora Gastélum, quien tiene la encomienda de mantener la plaza como reducto priista, teniendo como testigo al dirigente nacional del PRI, Alejandro Rafael Moreno Cárdenas, quien es una figura sumamente criticada por Labastida Ochoa.

Por supuesto que Francisco Labastida y Juan Millán fueron invitados y no acudieron al evento. Fuerte rumores se soltaron sobre su ausencia, la que se trato de justificar destacando que ambos personajes superan los 75 años de edad y en estos tiempos de pandemia era peligrosa su asistencia.

Otros mencionaron que Labastida se encuentra alejado de todo tipo de actos del partido, al que no ha renunciado, mientras que Millán se restablece de dos operaciones de columna que le efectuaron hace varios años.

Sin embargo entre la población sinaloense se mantiene la duda sobre el actuar de ambos ex gobernadores que ya en el pasado actuaron como Caballos de Troya dentro de su partido y ahora pretenden medir su influencia en ese territorio.

Y es que desde que perdió la elección presidencial en 2000, Labastida Ochoa se convirtió en feroz crítico de su partido, especialmente desde el arribo del campechano Moreno Cárdenas, por lo que nadie duda de que su poca o mucha influencia en el electorado sinaloense la use para minar la candidatura del priista Zamora Gastélum.

Ahora el candidato priista tendrá que luchar contra la resistencia de los ex gobernadores y de algunos aspirantes que no alcanzaron la nominación y que sienten que les correspondía.

                                                       ………………………. 

Finalmente los panistas aceptaron que Eduardo Rivera sea su candidato a la alcaldía de Puebla, donde van en alianza con priistas y perredistas. Rivera es una buena opción, aunque al interior de Acción Nacional hay resistencia a su nominación por las fricciones del pasado en las que desde el ayuntamiento sostuvo rencillas con el gobernador Rafael Moreno Valle.

                                                       ………………………. 

Karime Macías la todavía esposa de Javier Duarte de Ochoa se encuentra lista para ser extraditada, luego de que le fuera negado un amparo en contra de esta decisión.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.