Científicos utilizan bacterias como impresoras micro-3D para crear estructuras personalizadas

Redacción MX Político.- Un equipo de la Universidad de Aalto ha utilizado bacterias para producir objetos tridimensionales de intrincado diseño hechos de nanocelulosa. Con esta técnica, pueden guiar el crecimiento de colonias bacterianas mediante el uso de superficies fuertemente repelentes al agua, o superhidrofóbicas.

Los objetos muestran un enorme potencial para uso médico, incluido el apoyo a la regeneración de tejidos o como andamios para reemplazar órganos dañados. Los resultados se han publicado en la revista ACS Nano.

A diferencia de los objetos fibrosos fabricados con los métodos actuales de impresión 3D, la nueva técnica permite que las fibras, con un diámetro mil veces más delgado que un cabello humano, se alineen en cualquier orientación, incluso a través de capas, y varios gradientes de grosor y topografía, abriendo nuevas posibilidades de aplicación en la regeneración de tejidos.

Este tipo de características físicas son cruciales para los materiales de apoyo en el crecimiento y la regeneración de ciertos tipos de tejidos que se encuentran tanto en los músculos como en el cerebro.