Lo bueno, lo malo y lo feo de este regreso a clases