Los avances en salud que permite la tecnología de Realidad Mixta llegan a México

La Realidad Mixta es un híbrido entre la Realidad Virtual, en la que estamos inmersos completamente en mundos que no son reales, y la Realidad Aumentada, que le agrega objetos a nuestro entorno real, con los que podemos interactuar. Para la industria de la salud, el visor Hololens puede crear hologramas a partir de estudios de los pacientes, que los cirujanos podrán consultar durante una operación, lo mismo que tener acceso a su expediente, imágenes y consultas con colegas de otros departamentos en el mismo hospital, o de manera remota, en tiempo real. El uso práctico de esta tecnología fue demostrado recientemente en el Hospital Ángeles Metropolitano, en el que el Dr. Michell Ruiz, cirujano ortopédico de ese nosocomio, llevó a cabo la primera operación asistido por el visor, además, la operación fue transmitida a colegas en Francia y Brasil.

Como parte de una jornada mundial de cirugía ortopédica, organizada por Microsoft, para mostrar el uso médico de su visor Hololens 2, el doctor Ruiz y su equipo llevaron a cabo una operación en el hombro de un paciente, con la asistencia virtual de otros dos especialistas, quienes veían lo mismo que el cirujano gracias a la transmisión de video en tiempo real lograda por el mismo visor. A nivel hardware, lo único que requiere el visor es una red Wi-Fi, mientras que para para explotar su potencial existe toda una infraestructura de nube que alimenta el Hololens, además del software propietario para la creación de los hologramas con la correcta información anatómica. Consultado sobre las ventajas de esta nueva tecnología en la sala de operación, Ruiz mencionó la generación de hologramas que les ayudan a los cirujanos ortopédicos a planear la cirugía, además de que reemplazan software propietario que no están al alcance de todos, o el software abierto para impresiones 3D, y así no requieren una impresora 3D. Otra ventaja al usar los hologramas es que un solo estudio por parte del paciente es suficiente, y el software ayuda a planificar las cirugías de reconstrucción. Por otro lado, destacó los beneficios de este sistema como herramienta de educación para las visitas quirúrgicas, que se han visto limitadas por la pandemia. Con el Hololens 2 se genera la comunicación remota con otros médicos especialistas para recibir recomendaciones, o para darlas si lo necesita el cirujano, a través del streaming, o de manera local para quienes estén presentes en el procedimiento, pues se puede proyectar en una pantalla lo que está viendo el cirujano. Un estimado del especialista es que en dos años pueda verse esta tecnología en las salas de operación de las grandes ciudades, mientras que para el resto del país podrían ser cinco años, debido a los requerimientos bajos del sistema.

]]>