“Arrancamos la vacunación contra la Covid-19”, personal de salud de Bolivia recibe las vacunas rusas Sputnik V


La Paz.- El presidente de Bolivia, Luis Arce, confirmó este viernes que recibieron las primeras vacunas rusas “Sputnik V” contra el nuevo coronavirus (Covid-19), y supervisó la inmunización de diez trabajadores de salud.

“Arrancamos la vacunación contra la Covid-19 en Santa Cruz (uno de los departamentos más castigados por la pandemia). Esta es la solución estructural al problema de la pandemia. Los profesionales de salud de primera línea son los primeros en inmunizarse. que recibieron las primeras dosis de las vacunas rusas Sputnik V contra el nuevo coronavirus”, dijo el mandatario en su cuenta oficial de Twitter. 

Sandra Ríos, una enfermera de la unidad de Terapia Intensiva, y 9 de sus colegas recibieron la primera dosis de la vacuna rusa en un hospital. Cabe destacar que Bolivia es el segundo país de la región que las aplica además de Argentina.

“Aquí, en la ciudad de Santa Cruz el problema es más agudo, por eso hemos priorizado el inicio de las pruebas, el equipamiento y las vacunas que traemos hoy. La Gobernación y los municipios deben apoyarnos con los recursos humanos”, dijo Arce.

Hoy se esperaba que el presidente boliviano fuera uno de los primeros en ser vacunados “para mostrar la seguridad de inocuidad de la vacuna”, como lo anunció el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas a la televisora ATB. Sin embargo, no fue vacunado.

“Nuestro plan para combatir la Covid-19 tiene tres pilares. El primero es realizar pruebas para detectar oportunamente los casos y evitar contagios. El segundo pilar son las vacunas que hoy se hacen realidad. El tercero es la coordinación con gobernaciones y alcaldías”, sostuvo Arce en otro mensaje. 



Pese a que hay algunas personas escépticas sobre la eficacia de la vacuna rusa, en la nación andina no se produjeron grandes manifestaciones.

Actualmente el país sudamericano registra un rebrote de la Covid-19.

El vocero, Jorge Richter, informó en conferencia de medios que la campaña de vacunación se extenderá, que se dará prioridad a los trabajadores de salud y que es posible que el presidente también reciba su inmunización los próximos días.

Mientras, en el sector de salud aumentan los pedidos para que el gobierno de Arce decrete una cuarentena total para que se puedan reducir los contagios de Covid-19. Además hay pedidos de insumos y para que se haga la contratación de personal médico debido a que los hospitales están saturados y el personal de salud se ha visto disminuido por los contagios.

El presidente ha descartado una cuarentena en reiteradas ocasiones alegando que eso afectaría la economía.

A fines del 2020, el gobierno concretó la compra de 5,2 millones de dosis con autoridades rusas. Además, se prevé que en abril el país reciba otros 5 millones de vacunas desarrolladas por el laboratorio británico AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Leer más: Presidente de Bolivia y Rusia conversan y confirman reactivación de proyecto de centro nuclear

También, Bolivia espera que durante marzo lleguen vacunas gratuitas bajo el sistema COVAX, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para permitir un acceso equitativo a la vacuna.

Según el gobierno, con esta cantidad alcanzaría para vacunar a 7,2 millones de bolivianos de los 11 millones que habitan el país.

Es toda la población vacunable”, indicó Richter.

Ayer, el expresidente del país, Evo Morales, comentó en que “la llegada de las primeras vacunas contra el Covid-19 recibidas, hoy, por el hermano presidente Arce en el aeropuerto de El Alto, emocionó al pueblo boliviano. Salvarán a médicos y personal de salud que arriesgan su vida por salvarnos. Lucho cumple”. 

Mensaje del expresidente de Bolivia.

Covid-19 en Bolivia

En tanto, los casos continúan aumentando en el rebrote que ya sobrepasó a la primera ola, y las autoridades y expertos proyectan que el pico más alto de la enfermedad llegue en febrero.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, se registraron 2,652 casos y 59 decesos, para un total de 210.726 personas contagiadas y 10.226 muertes por el virus. 

Con información de AP.