“Oímos los balazos y ni modo que no nos asomemos aunque nos dé miedo”

La colonia Nueva Santa María y sus alrededores se han colocado como uno de los puntos más críticos de Tlaquepaque en cuestión de asesinatos