NAVE busca startups de tecnología para el mercado B2B mexicano

El otro lado de la moneda cuando pensamos en gadgets y en dispositivos dignos de películas de ciencia ficción es toda esa tecnología que tiende a ser menos visible, pero que soluciona problemas a gran escala que tienen las empresas, por ejemplo, de infraestructura, cadenas de suministro o hasta de salud. Nuve, por ejemplo, es una solución de este tipo, que se encarga del monitoreo y protección de transportes, para disminuir el robo de carga y combustible. No se trata, por ejemplo, de vender un GPS con pantalla y la voz de Homero Simpson, que va obviamente dirigido al mercado de consumo, sino de una solución que, dotada de sensores y las conexiones adecuadas del Internet de las Cosas (IoT) permite que una flotilla de camiones sea monitoreada de manera remota y en tiempo real. Ellos instalan sensores inteligentes en todo tipo de contenedores y se apoyan en Alestra para completar la solución, pero sobre todo, para llegar a las empresas que lo necesitan, usando también la infraestructura de soporte que una startup no posee.

¿Qué ofrece esta nueva camada de emprendimientos en el área de Inteligencia Artificial?

Esto porque son parte de NAVE, una iniciativa de Alestra que desde 2016 se ha dedicado a la búsqueda de startups que provean innovación digital para este tipo de empresas, basadas en tecnologías de Inteligencia Artificial, IoT, Big Data, Ciberseguridad, Movilidad y Blockchain. De los 26 emprendimientos que han participado en este programa desde su inicio han surgido 7 productos que Alestra puede ofrecer a sus clientes y que de otra manera hubieran tenido menos oportunidad de llegar al mercado mexicano. La quinta generación de startups que participan en este programa empezará el programa a finales de febrero, después de pasar por un proceso de selección que finaliza con la presentación de 10 empresas que tienen ya un producto terminado y que pueda ser adoptado en el mercado mexicano. Los participantes no se limitan geográficamente, por lo que en esta ocasión se presentaron proyectos de Chile, Canadá, Estados Unidos y México. Soluciones de automatización para el sector financiero que promete generar ahorros del 40% en costos operativos; cobranza de cartera vencida que puede recuperar hasta 135% más que las agencias de cobranza tradicionales; o una plataforma de robótica que ayude a reducir los errores humanos en actividades repetitivas y logran ahorros de tiempo en hasta un 85%, son solo algunos de los ejemplos. También hay proyectos de realidad virtual y ciberseguridad que completan las 10 empresas postulantes, aunque sólo 6 de ellas tendrán su lugar asegurado en Nave. Keyo es otro de los 7 productos que Alestra ya ofrece a su cartera de clientes, una solución biométrica que busca sustituir llaves, tarjetas de identificación y hasta contraseñas. Tiene la peculiaridad de que no escanea huellas dactilares o el iris, sino que obtiene la información biométrica de la palma de la mano. Esto otorga dos ventajas, una planeada y otra descubierta gracias a la pandemia: la primera es el grado más avanzado de seguridad y versatilidad, por ejemplo, para escenarios en los que los trabajadores pueden incluso tener las manos sucias, y la segunda es la posibilidad de usar una terminal biométrica sin contacto, lo cual elimina los riesgos de contagio ante el COVID-19.

]]>