El teatro dentro del teatro

La obra que sale mal encuentra en el streaming nuevos motivos para jugar con la así llamada cuarta pared