Las buenas conciencias jarochas/En la opinión de Javier Roldán

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

Cuando los madrazos salen de todos lados ¿a quién le toca poner la otra mejilla?

Resulta que, a propósito del primer Informe de Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares como gobernador del Veracruz, la propaganda desplegada para tal efecto, ha herido la susceptibilidad de algunos personajes.

En los promocionales, el ex gobernador Duarte aparece, gracias a la magia del Photoshop, con un antifaz que nos recuerda a los chicos malos, a la par, Yunes Linares, figura como el responsable de su detención, es la idea que se pretende vender. Y como las llamadas a misa, el que quiera que la compre y el que no…pues no.

¡Pero venga! abrase visto la indagación de uno que otro (el senador José Yunes entre ellos), por la ‘insensatez’ de la actual administración por fomentar una ‘campaña de odio’.

Lo grave del caso es que, afirman los ofendidos, dicha publicidad tendría cuasi en libertad a Javier Duarte, porque se violan sus derechos humanos, además del debido proceso. En consecuencia, el proyecto de Yunes Linares se iría al carajo en 2018, en virtud de que no ha cumplido, dicen los enterados, en lo más mínimo al respetable y encima la riega.

Ya nos cuesta trabajo entender: si el objetivo de buena parte de las defenestradas elites locales es que el PRI (en la persona de Pepe Yunes) vuelva el poder, ¿Por qué se molestan tanto con las ‘torpezas’ de MiYuLi y sus ‘campañas de odio’? ¿No tendrían que celebrarlo?

¿O qué? ¿no será qué a la banda si le gustan las vindicaciones? 

Hay que releer a los clásicos: ¡juego que tiene desquite…ni quien se pique!

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto