Defensa en los medios de comunicación. La insoslayable brevedad

¡Soy inocente!, así es…contestó el juez Eco

 

Interesante verificar cómo algunos columnistas, trascendidos y editoriales de diversos medios de comunicación, han asumido el tema de los desafueros solicitados por la Fiscalía General de Veracruz.

 

Endebles, inconclusas, hechas ‘al vapor’, es lo menos que se dice de las carpetas presentadas en el palacio de San Lázaro, para pedir a la Sección Instructora el desafuero de los diputados federales por Veracruz, Tarek Abdalá Saad y Alberto Silva Ramos.

 

Lo curioso del asunto, es el súbito interés colectivo por desdeñar el trabajo del fiscal Jorge Winckler, que por otro lado, ha dado más de un motivo para desconfiar de su capacidad profesional.

 

Sin embargo, el dato concreto es ¿por qué preocuparse tanto en descalificar algo que, a priori, se sabe que está mal procesado?

 

Si los mentados expedientes están pergeñados con ‘las patas’ ¿para qué reiterarlo ad nauseam?

 

Lo único cierto en todo el embrollo, es que un grupo de medios y comunicadores ya dictó sentencia, lo mala noticia para los absueltos radica en que no es vinculatoria…¿o sea?

 

Ni modo, en ocasiones además de abogados de oficio…hace falta oficio y templanza.

 

La Fiscalía tiene la palabra

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto