Pescadores temen que gasoducto Texas-Tuxpan impacte en la actividad pesquera

Se reunieron con una representante de TransCanada * Afirmaron que con su oposición al proyecto lo único que los motiva es la búsqueda de transparencia y legalidad, pues está en juego la actividad pesquera

Tamiahua, Ver.- (AVC) Pescadores de la zona norte de Veracruz negaron que el dinero motive sus protestas en contra del gasoducto Texas-Tuxpan, que realizará la empresa TransCanada, y por el contrario existe la preocupación porque el proyecto afecte la actividad pesquera pues es su única fuente de ingresos, además de los sistemas lagunares.

“Tenemos la flota de atún y camarón más importante y se va a ver afectada, tenemos la pesca de media altura, que somos los que estamos operando en la zona costera del Golfo, tenemos la zona de pesca ribereña, que son los que están hoy aquí, yo no viene a recriminarle nada a TransCanada”, expresó Henry Márquez, integrante de la Cooperativa Puente de Tampamachoco.

Este día pescadores y ciudadanos se reunieron en el auditorio de Tamiahua, con la encargada del área de Atención a Grupos de Interés de TransCanada, Denisse Ramírez, quien escuchó cada una de las inquietudes de los asistentes.

De los primeros en tomar la palabra fue precisamente Henry Márquez, quien cuestionó a la representante de la empresa, la forma en qué se cuantificarán los daños al sector pesquero tras la obra.

Declaró que en el pasado mes de mayo, en una reunión celebrada en la ciudad de Xalapa con representantes de TransCanada, se les informó del proyecto y se les dio a conocer el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), al cual, hicieron 21 observaciones.

Agregó además que el Manifiesto de Impacto Ambiental y el estudio de impacto social, no coinciden en los datos presentados, “por ejemplo el hectareado que van a dañar, hay datos diferentes”, expuso.

Rechazó que el dinero sea el factor que los motive a solicitar transparencia y legalidad ante el proyecto pues afirmó que es su actividad lo que más importa pues de allí obtienen los recursos para llevar a sus casas.

Reiteró que varios sectores con actividades marítimas se verán afectados, pero aún más, los sistemas lagunares.

Agregó también que es necesario que exista una mejor coordinación entre las autoridades de TransCanada y los afectados. 

Por su parte, Denisse Ramírez señaló que la empresa se mantiene atenta ante cualquier situación de seguridad que se pueda presentar y afirmó que el gasoducto es seguro, y se monitorea.

Afirmó que no es el gasoducto en si lo que pudiera causar daños o alguna contingencia, pero sí el factor humano.

Agregó que personal de TransCanada estará en la zona para atender cualquier contingencia que se pudiera presentar una vez que la etapa de construcción de proyecto termine.

La información proporcionada por la representante de la empresa no fue del todo satisfactoria para los asistentes, quienes pidieron la presencia de directivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que de verdad les informen qué pasará con su actividad, ya que la mayoría de los presentes, fueron pescadores. 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto