COVID19 opaca festejo por el día del taxista

13/08/2020 - 06:00

Redacción Oaxaca Político
 

A diferencia de años pasados, hoy en su día no se llevará a cabo el tradicional desfile del gremio taxista por calles de la capital, debido a las restricciones por parte de las autoridades sanitarias ante el alto número de contagios de Covid-19.

Por lo que sin grandes festejos, se espera la celebración por el día del Taxista, debido a que el semáforo epidemiológico se mantiene en color naranja, aunado a que los casos positivos se mantienen en el gremio.

Y es que tan solo los Valles Centrales concentran 7 mil 714 de los casos positivos del nuevo Coronavirus, de los 11 mil 759 casos que se habían registrado hasta el corte del 10 de agosto, de estos la ciudad capital contabiliza más de 3 mil casos positivos.

Al respecto, el presidente de la organización de Transportistas Agremiados de la Ciudad de Oaxaca y el Estado de Oaxaca (TACOE), Ricardo Villanueva Saturno confirmó que hoy no tendrían festejos como en años pasados.

“El Covid vino a terminar con el festejo pero somos responsables y ninguna de las organizaciones debe convocar a sus agremiados al desfile tradicional y quien lo haga incurrirá en una gran irresponsabilidad por el grado de riesgo para taxistas y sus familias”, explicó.

En entrevista manifestó que únicamente tendrá lugar una misa con un reducido número de participantes y tampoco se llevará a cabo festejos como convivios o comidas.

“La situación actual en cuanto a contagios no permite estas irresponsabilidades y el gremio está consciente, los compañeros podrán adornar o vestir los taxis como se acostumbra pero nada más”, expuso.

Sostuvo que a cinco meses de la epidemia y el prolongado confinamiento el pasaje se desplomó hasta un 80%, “apenas está componiéndose la situación y esperamos que mejore en breve”.

“Entendemos la crisis y esperamos que los turistas regresen, porque la Guelaguetza al quedar cancelada le pegó fuerte no solo al sector del taxismo, sino a los hoteleros, restauranteros y más”, dijo.

Hasta hace un mes, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) había detectado al menos 163 casos de Covid – 19 en el sector del transporte, mismos que fueron enviados a cuarentena.

“Nos estamos cuidando, el gremio tiene mucho ingenio y hay compañeros que han diseñado o improvisado sus propias cabinas para evitar contagios del Covid y eso es aplaudible por la responsabilidad social”, concluyó.

Ser taxista en tiempos de Covid

Alrededor de 150 pesos diarios sacan actualmente los trabajadores del volante de sitios de taxis del centro, dado que por la situación económica y la epidemia de Covid se ha desplomado hasta un 60%.

Armando López, taxista desde hace más de 12 años en los sitios de la capital no ve para cuándo se supere la situación económica tras el prolongado confinamiento a raíz de la contingencia.

Explica que tan solo de gasolina le pone 15 litros al día, lo cual significa un gasto por turno de 290 pesos en promedio, “la lavada nosotros la hacemos para no pagar más”.

Dice que hoy en día los choferes en su mayoría han convenido dar una cuenta del turno que les tocó trabajar que va, de los 150 a los 220 pesos.

“En abril y junio paramos las unidades de motor durante horas, y la gasolina solo le metíamos lo que gastábamos, si mucho sacamos lo de la torta y el refresco y algún día 100 pesos por las dejadas a las terminales de autobuses”, confiesa.

Armando se dice orgulloso de su trabajo como taxista de sitio, pero también expone los riesgos a los que se enfrentan, principalmente por personas que andan en malos pasos.

“Ya no solo el turno de la noche es el peligroso, ahora también en la tarde o mañana, nos piden la parada, se ven decentes pero en el camino te encañonan y golpean para asaltarte o despojarte del vehículo”.

Con la llegada del Covid-19 dice que ha tomado más conciencia del cuidado de su salud y la de su familia, por lo cual siempre trae cubre bocas e invita al pasajero a colocárselo correctamente.

“Hay quien se enoja y nos dice groserías, con malas palabras me dicen que no me importa, pero les recuerdo que el contagio es por la saliva y el contacto físico, incluso me detengo para invitarlos a bajarse de la unidad si lo desean, pero les cae el veinte y se termina el problema”.

Sin embargo sostiene que tanto en el gremio como en los ciudadanos no todo es responsabilidad social, “no todos queremos vivir”.

 

GPP