18/02/2020 - 06:00

Redacción MX Político

Hoy se cumplen dos años en que el gobernador Alejandro Murat Himojosa se salvó de morir, al caer el helicóptero en que supervisaba los daños por un sismo sobre camionetas de pasaje y personas que acampaban tras el sismo. El saldo fue de 13 muertos y 15 heridos, entre ellos siete menores de edad.

Una de las lesionadas de Monserrat, de entonces 12 años de edad, así como su madre y sus hermanas, dos de ellas con las piernas destrozadas, quienes estaban en campo abierto, siguiendo el protocolo de abandonar sus casas después del terremoto de 7.2 grados que tuvo su epicentro en la Costa de Oaxaca.

 

La menor grabó un video el 10 de abril, 21 dias despues de su tragedia, desde el Hospital Nacional de Rehabilitación de la CDMX, en el que pidió al gobernador Alejandro Murat y al entonces presidente Enrique Peña Nieto, un seguro de vida, ayuda en su casa, estudios, así como un transporte, debido a la dificultad para trasladarse por la amputación de su pierna.

Leonardo González, papá de la menor, reclamó la falta de ayuda el 8 de junio, cuatro meses después de la caida del helicóptero, y su petición fue canalizada al sitio change.org para recaudar fondos que le ayudaran con los gastos para sus hijas y a su esposa.

El helicóptero Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana se desplomó de una altura aproximada a los 40 metros, cuando el piloto perdió el control y tras girar cayó sobre tres vehículos de la empresa de transportes Malacateros de Jamiltepec.

 

Una primera versión oficial indicaba que las personas esperaban el arribo de la aeromave. La empresa confirmó que el lugar era paradero de las camionetasby que estas estaban estacionadas con pasajeros a bordo, tras el sismo.

En la aeronave, que amortiguó su caida sobre las unidades, salieron con algunos golpes el gobernador Alejandro Murat, y el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete. Además de tripulantes, iba otro funcionario federal, asi como el titular de la Secretaría de las Infraestructuras (Sinfra), Fabián Sebastián Villagomez y el de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO), Heliodoro Díaz Escarraga.