Pierde juicio Ebrard: le ordenan pagar $67 mil

La Razón

El exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, usó todo el aparato del Estado para ganar una demanda por presunto daño moral que promovió contra el cardenal Juan Sandoval Íñiguez y el vocero de la Arquidiócesis, Hugo Valdemar; sin embargo, ahora deberá pagar 67 mil 290 pesos de los gastos de un juicio que él mismo promovió.

Así lo refirió, Valdemar al ser entrevistado por La Razón, al tiempo que explicó que el juicio se dividió en dos partes, “ya que Sandoval pidió que fuera juzgado en su territorio (Guadalajara), mientras que mi caso se mantiene archivado”.

Detalló: “fue el cardenal quien ganó el juicio y los gastos ascienden a más de un millón de pesos, que durante más de dos años se ha negado Ebrard a pagarle (…) y no los 67 mil 290 pesos que un juez civil ordenó que pagara”.

En agosto de 2010, Ebrard había presentado una demanda por daño moral, porque Sandoval Iñiguez lo acusó de “maicear” a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que avalaran el matrimonio entre personas del mismo sexo y su posibilidad para adoptar.

Respecto a la acusación contra Ebrard, Valdemar aclaró que fue Sandoval Íñiguez quien hizo la declaración.

Aseguró que Ebrard lo incluyó en la demanda como una estrategia jurídica “para poder tener jurisdicción y juzgar al cardenal Sandoval”.

Hugo Valdemar volvió a arremeter contra el exmandatario capitalino al sostener que “el delito de Marcelo Ebrard fue de peculado y aprovechó todos los recursos del Estado y a 21 abogados de su bufete para deslindarse de diversas sanciones”.

Mientras tanto, en resolución del juez contra Ebrard se precisa que “se ordena proceder a la ejecución forzosa, en consecuencia requiérase a la parte actora por conducto del secretario ejecutor por el pago de la cantidad de $67,290.00 condenada en sentencia interlocutoria dictada en actuaciones y que se encuentra liquida”.

Asimismo, dice el fallo del Juez Décimo Primero de lo Civil en Zapopan, que “en caso de no hacer el pago en el momento de la diligencia, embárguesele bienes de propiedad suficiente para garantizar el pago de la cantidades condenadas”.

De no cumplir, la orden es romper las cerraduras de su domicilio en Plaza Río de Janeiro 46, Colonia Roma, incluso con ayuda de la fuerza pública, para embargar bienes que cubran el monto.

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto