El atentado que nunca fue / En la opinión de Horacio Corro Espinosa

Por: Horacio Corro Espinosa

A veces las mentiras prenden, y mucho, y benefician al grupo que lanzó la farsa, aunque siempre, tarde o temprano, se descubre la verdad. Esa fue la intención de la candidata a la presidencia municipal por Juxtlahuaca, Ave María Leyva López, o por lo menos, su equipo político electoral, pretendió engañar a la prensa con un autoatentado.

Seguramente los corresponsales de los medios nacionales que fueron utilizados para difundir la falsedad, ya no van a responderle a esta candidata en sus próximas publicaciones o boletines informativos. La misma reacción van a mostrar los periodistas locales, seguramente, ya que la información recibida, fue aceptada de buena fe.

El jueves 7 junio, Jesús Enrique Linares Navarrete, compareció ante el agente del ministerio público de la fiscalía de Santiago Juxtlahuaca, para solicitar que se investigue quiénes son los responsables que balearon su vehículo Volkswagen tipo Golf.

Resulta que Jesús Enrique Linares, nunca escuchó ni se dio cuenta a qué hora balearon su vehículo, a pesar de que duerme en una recámara de su casa que da a la calle, y frente a ésta, todas las noches deja estacionado su automóvil.

Se dio cuenta que estaba baleado como las ocho de la mañana del día miércoles, cuando pretendía utilizarlo. Y curiosamente, minutos después, ya estaban en las redes sociales varias fotografías que exponían los orificios por disparos de arma.

Cuando el propietario de esta unidad se puso analizar las fotografías subidas a las redes, se dio cuenta que quien tomaba las fotos, según el reflejo de los cristales del mismo, era Molo Leyva, hermano de la candidata.

También, agregó Linares Navarrete, en su declaración, que leyó en las redes sociales que acusaban directamente del hecho al profesor Enrique Feria, papá del presidente municipal Nicolás Feria Romero, y también candidato a la reelección. Asimismo, decían que el vehículo era propiedad de la candidata priísta Ave María Leyva López.

Toda esta información distorsionada, surge de varios perfiles de Facebook, claramente identificados con el PRI.

Uno de ellos es el de Juan López López, quien dijo que iba a cerrar su cuenta ya que temía por su vida, aunque "toda mi familia sabe quien esta detrás de este feis" (se respeta la ortografía), hasta este momento sigue en circulación.

Otra cuenta de Facebook con el nombre de Juan Guerra, parece que es manejada por la misma candidata priísta Ave María Leyva López.

La cuenta de Ale Payan Valle, seguramente es administra por un hombre, ya que si vemos los textos más antiguos, Ale Payán habla en masculino, y de la campaña para acá, comenzó hablar en femenino, en apoyo a la candidata del PRI.

También hay un grupo que se llama Yosoyjuxtlahuaca953. Es probable que ésta cuenta sea manejada por Ale Payán Valle. En este grupo se podían expresar diferentes ideas políticas, pero desde que inició la campaña, a los que hablaban en contra del Revolucionario Institucional, eran bloqueados inmediatamente.

Esta cuenta fue la primera que dio a conocer el "atentado contra la candidata a la presidencia municipal de Juxtlahuaca". Desde aquí, se descubrió que quien tomaba las fotos -porque se reflejaba en los cristales-, era el hermano de la candidata. No es posible que los de esta cuenta, hayan sabido del atentado a la candidata, mucho antes que el propietario del Golf. 

Lo que hacen los candidatos con tal de hacerse populares y subir sus bonos, ¿verdad? ¡Pobres!

Horacio Corro Espinosa
Twitter: @horaciocorro
Facebook: horacio corro 
horaciocorro@yahoo.com.mx

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto