¡Que investigue SAT a los líderes sindicales de SSO! / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Vaya desde esta tribuna de libertad nuestra más efusiva felicitación al Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y al Secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel, por cumplir su juramento laico de respetar y hacer respetar la Ley.

El gobierno de Alejandro Murat inició la Operación Barredora para limpiar laboral y financieramente a la Secretaría de Salud, lo que obligó a despedir a 3200 trabajadores, mil de ellos considerados "aviadores". 

Como resultado del macrocefálico desorden administrativo en la dependencia existe un pasivo de 6 mil millones de pesos y cada año se acumulan más de mil millones, por lo que es indispensable sanear sus finanzas.??

Antes de dar por terminado el contrato de 2,200 trabajadores regularizados de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), se retuvo su salario para identificar sus funciones. 

Díaz Pimentel asegura no temer a las presiones ni chantajes de la Sección 35 del SNTSS para que se reincorpore de nueva cuenta a sus "aviadores" y precisó que las movilizaciones no lo harán "temblar" ni doblará las manos.

Los titulares del Poder Ejecutivo y de los Servicios de Salud de Oaxaca hacen muy bien al enviar el mensaje que se gobierna y se aplica la Ley con testosterona, con los pantalones bien fajados o, si prefiere, con güevos.

Para inhibir y desactivar las acciones de presión y chantaje de los líderes sindicales de la Secretaría de Salud nada mejor que demandar al SAT que investigue el origen oscuro de sus millonarias fortunas mal habidas.

Nada nuevo bajo el Sol, ciertamente. Era la gran lección de vida que daba el oaxaqueño Adolfo López Mateos a sus amigos políticos en el sentido que, es muy rico desayunar sesos, pero si se le agregan huevos, saben mejor.

De ninguna manera, se trata de ser majadero. Dios guarde la hora de incomodar a las hipócritas buenas conciencias que se dan baños de pureza en el agua del sanitario. Se trata de reconocer un acierto gubernamental.

Fortalecer y consolidar la gobernabilidad y la gobernanza obliga a cumplir y hacer cumplir la Ley, a todos por igual, sin excepciones, ni privilegio alguno. Todo dentro de la Ley, nada fuera de ésta, sentenció Benito Juárez.

Ahora sí, por salud pública, es indispensable y obligado, por tanto, que los oaxaqueños en general apoyen esta positiva decisión de sanear las finanzas de la Secretaría de Salud poniendo fin al desorden administrativo.

Juan Díaz Pimientel dijo que recibió los Servicios de Salud de Oaxaca en completo desorden, por lo que se aplican medidas "dolorosas", pero necesarias, para sanear y rescatar las finanzas de la institución. 

El funcionario afirmó que era obligado el despido de 2,200 trabajadores de contrato, porque el pago de salarios implicaba gastar más de 202 millones a la quincena y representaba un gasto de 4,888 millones de pesos al año.

Y no falta razón al gobierno de Alejandro Murat, porque no hay soporte financiero para cubrir el pago de estos empleados que se incorporaron a la nómina estatal durante el régimen del ex gobernador Gabino Cué.

De seguir pagando salarios a estos trabajadores implicaría seguir poniendo en riesgo el pago de prestaciones del personal de base de la Secretaría de Salud como ISR, ISSSTE, fondo de pensiones y cajas de ahorro.

"Su pago de haberes para este personal regularizados pone en riesgo las finanzas y la operación de la propia Secretaría de Salud que tiene un pasivo de 6 mil millones de pesos, que acumula mil millones cada año".

Díaz Pimentel dijo que la mala planeación en el manejo de los fondos en la dependencia permitió inflar la nómina de la Secretaría de Salud, pagándose más al personal que a cubrir las necesidades sanitarias de Oaxaca.

A querer o no, guste o no, ello explica por qué no había medicamentos ni insumos en los hospitales y clínicas, toda vez que los recursos destinados a tales funciones eran desviados para solventar otros propósitos.

El titular de los SSO dijo que en el caso de los trabajadores regularizados, se hará una revisión financiera y en un plazo de 15 días, el próximo 1 de febrero, se determinará a quien se pagará, y quien tendrá que ser despedido.

La partida para cubrir el salario de estos trabajadores, está incluida en los recursos del Seguro Popular, pero al ocurrir retrasos, las anteriores administraciones tomaban recursos de otras partidas, como el pago de prestaciones a los empleados de base para cubrir el salario de éstos.

En este sentido, es una obligación imperiosa proceder penalmente contra los responsables de las finanzas en la Secretaría de Salud por desviar recursos de otras partidas etiquetadas para cubrir pasivos de salarios.

Trabajadores de la Sección 35 del SNTSA realizaron protestas callejeras, tomaron oficinas y paralizaron labores en varias unidades médicas, después que Díaz Pimentel informó que no se pagará a los trabajadores regularizados, hasta identificar dónde laboran y tener el soporte financiero para cubrir sus haberes.

Se espera la radicación de los recursos federales
del Seguro Popular para pagar las quincenas, ya que como se pagaba en el pasado era ilegal al tomarse recursos para cubrir el pago de prestaciones del personal de base.

Los trabajadores iniciaron un paro de labores en demanda del pago inmediato del salario de la quincena que ya trabajaron y de la segunda parte del aguinaldo para terceros institucionales y no institucionales.

Gobernar Oaxaca es muy fácil, siempre y cuando se haga con diálogo y aplicación de la Ley con firmeza. No es necesaria la mano dura. Y para evitar ser acusados de represores las acciones deben incluir a visitadores de Derechos Humanos.

El gobernador y el Secretario de Salud deben, al mismo tiempo, transparentar sus acciones ante la opinión pública, informando, adecuada y oportunamente, del avance de la Operación Barredora en los Servicios de Salud.

Salvo la mejor opinión de ustedes, queridos lectores, el viejo sistema político mexicano, representado por el PRI, gozó durante más de medio siglo en el gobierno postrevolucionario, hasta los 60, de una gran sabiduría.

No se trata de ninguna manera, de añorar el pasado, porque éste no siempre fue mejor que el presente. Se trata, en cambio, de recuperar las experiencias exitosas del padado que coadyuvaron a construir nuestro país. 

Con honestidad intelectual no podemos dejar de reconocer que el viejo PRI y, sobre todo, sus dirigentes, eran sumamente prácticos y pragmáticos a grado tal que, resumieron sus enseñanzas en una serie de sentencias.

Es el caso de la frase legada a la posteridad por 'El Presidente caballero' Adolfo, El Joven, López Mateos,  oriundo de Oaxaca, quien recomendaba a sus amigos desayunar sesos con huevos para gobernar bien.

"La política debe hacerse con muchos sesos, pero si a los sesos les ponemos huevos, son más sabrosos…" solía expresar frecuentemente uno de los cuatro presidentes de la República que ha aportado Oaxaca a México.

Indispensable es recuperar la memoria para entender porque algunos hombres en el poder no les tiembla la mano para tomar decisiones acertadas por positivas para el bien de la comunidad.

Sin lambisconerías porque no las acostumbramos, es de reconocer públicamente que el Gobernador Alejandro Murat y el Secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel sigan la vieja conseja de gobernar bien, desayunando sesos y huevos.


Detrás de la Noticia
Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto