¿Por qué son tan estúpidos colaboradores de Mafud? / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

* Convertido desde la Oficina de la Gubernatura en vicegobernador de facto, Benjamín Robles no sólo arrebató facultades y funciones sustanciales a la Secretaría de Gobierno, sino la desmanteló.

* El mayor problema del gobernador Alejandro Murat y del Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, es enfrentar a diario, a enemigos y traidores en la propia administración estatal.

La principal tarea sustantiva, causa, leit motiv y razón de la Secretaría General de Gobierno, es garantizar la seguridad interior de Oaxaca. Y con ello, asegurar y preservar la gobernabilidad.

Lamentable y dolorosamente, la perversidad del todavía senador "arco iris" Ángel Benjamín Robles Montoya desmanteló a la dependencia responsable de la seguridad interior del Estado.

Esta perversa maniobra fue tomada cuando el ex priista, ex convergente, ex perredista, ahora, petista-morenista, confirmó que no sería Secretario General de Gobierno con Gabino Cué.

Robles Montoya promovió reformas a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo para crear la Oficina de la Gubernatura y apoderarse de facultades y funciones sustanciales de la Secretaría de Gobierno.

Fue su perversa venganza contra Irma Piñeyro Arias, quien desplazara de última hora a Celestino Manuel Alonso Álvarez, impuesta por la entonces líder vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo. 

Convertido desde la Oficina de la Gubernatura en vicegobernador de facto, Benjamín no sólo arrebató facultades y funciones sustanciales a la Secretaría de Gobierno, sino la desmanteló.

La principal Secretaría en importancia en la estructura político-administrativa del Gobierno de Oaxaca, fue despojada de recursos presupuestales, humanos y materiales, que le son vitales.

El desempeño de las funciones legales de Héctor Anuar Mafud, se complican, como resultado del inocultable regateo de los recursos presupuestales que le proporciona Finanzas a cuenta gotas.

A la luz de esta realidad son entendibles más no justificables las graves dificultades que enfrenta Héctor Anuar Mafud Mafud, a pesar de ser por tercera ocasión Secretario General de Gobierno. 

Mucho ayuda al gobierno de Alejandro Murat que Anuar conozca a los dirigentes de las 625 organizaciones sociales, creadas en los gobiernos de Heladio, Diódoro, Pepe, Ulises y Gabino. 

Pero no basta la experiencia y conocimiento de los problemas y conflictos del Estado, la mayoría creados o avivados por manos negras de ex gobernadores, ex funcionarios y dirigentes sociales.

El mayor problema del gobernador Alejandro Murat y del Secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, es enfrentar a diario, a enemigos y traidores en la propia administración estatal.

Las cosas se agravan en otros casos para el responsable de la política interior de Oaxaca, por la evidente, pública y notoria estupidez de los colaboradores impuestos en su equipo de trabajo.

Salvo honrosas excepciones que son las menos, la mayoría de los funcionarios de la Secretaría General de Gobierno son faltos de visión, sensibilidad y ante todo compromiso con Oaxaca.

Prueba de ello, resulta altamente condenable que ninguno de los colaboradores de Mafud previera que no era nada descartable que Lorena Merino intentara sabotear el acto cívico.

Es inconcebible que teniendo la obligación de contar con una Agenda de Riesgos y realizar ejercicios de creación de escenarios futuros, no previeran las provocaciones de la vivales triqui. 

Más condenable es todavía, sin embargo, que el Secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón Jáuregui, tampoco previera las provocaciones, no obstante que estuvo presente en el acto.

Por ser experto en inteligencia, el Capitán de Fragata, es quien menos excusas tiene al no prever los riesgos en la ceremonia de inicio de las actividades de "Septiembre Mes de la Patria 2018".

Al ser testigo presencial de la provocación y probable comisión del probable delito de lesiones, su guardia de corps con la que siempre se mueve, debió intervenir como primer respondiente.

El Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, y el Secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón Jáuregui, debieron hacerse acompañar de visitadores de Derechos Humanos.

Ambos funcionarios están obligados a adelantarse a los acontecimientos y prever la obligada y necesaria intervención de la Policía Estatal para prevenir la comisión de delitos en actos oficiales. 

Imagínese, querido lector, que grave resulta que, como siempre, quienes pagan los platos rotos de los altos funcionarios son los humildes elementos policíacos, quienes son impunemente agredidos.

Ante la vista de los guaruras del Secretario General de Gobierno y de los policías que custodian al Secretario de Seguridad Pública, armado, Basilio Ramírez García, agredió a un elemento policíaco.

Mayúscula cobardía jamás vista en Oaxaca. El capitán José Raymundo Tuñón buscó protegerse y abandonó a su suerte a su jefe y Secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud. 

Gracias a Dios no todo está perdido en Oaxaca y con gran dignidad y güevos un padre de familia presente en el acto cívico tuvo el valor ciudadano de exigir respeto a Lorena Merino y seguidores.

La provocación de los triquis ladinos y vivales confirmó que Lorena está desesperada porque no prosperan sus acciones de presión para lograr chantajear al gobernador Alejandro Murat. 

Además, el Secretario de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, confirmó que no cuenta con el apoyo del Secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón, para garantizar la seguridad pública.

Ello es sumamente preocupante porque la primera obligación constitucional de los varios órdenes de gobierno es garantizar la seguridad pública indispensable para asegurar la gobernabilidad.

Ante el lábaro patrio, Héctor Anuar Mafud, refrendó el compromiso de trabajar con honradez y rectitud, para lograr los más altos propósitos, para contribuir a la estabilidad del Estado de Oaxaca. 

"Es nuestro deber servir al pueblo oaxaqueño brindando al máximo nuestros conocimientos y empeño para lograr un mejor Oaxaca, que requiere del trabajo y esfuerzo de pueblo y gobierno.

Hagamos nuestra parte orgullosos del papel que desempeñamos, pues la recompensa será saber que cumplimos y que bajo la dirección de Alejandro Murat, contribuimos al desarrollo de Oaxaca".

Mafud llamó a mantener la unidad y paz social en medio de la gran diversidad étnica y cultural. Estar siempre cerca de la gente y hacer del diálogo la principal herramienta para la conciliación. 

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto