Congruencia de Murat y Mafud con los migrantes / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar 

* Las familias Mafud y Murat Casab encontraron en el Istmo de Tehuantepec mejores condiciones de vida. Desde hace casi medio siglo tienen la oportunidad de servir a Oaxaca desde el gobierno. 

* De ahí, que siendo hijos y nietos de migrantes apoyen solidariamente a las caravanas de miles de migrantes centroamericanos. Es un acto de congruencia, gratitud con la vida y estricta justicia.  

Las migraciones no son nada nuevo en el mundo desde que hace cientos de miles de años aparecieron los seres humanos sobre la faz de la Tierra. Durante muchos años fueron nómadas. 

Tampoco es novedad la globalización en el mundo actual. Ahí está el Descubrimiento de América o Encuentro de Dos Mundos. Aunque no se le llamó globalización, finalmente lo fue en su momento.   

Más conocido es el largo camino de la peregrinación de los aztecas de Aztlán a Tenochtitlán.

Por las Guerras Floridas surgían migraciones por razones de conquista político-económico-religiosas. Móviles que continúan siendo causa, motivo y razón, de las migraciones actuales. 

Árabes y judíos, integrantes de las 12 tribus bíblicas, mantienen sus guerras milenarias obligando a la migración a millones de habitantes del Medio Oriente. Así ocurrió con mixtecos y zapotecos.

La crisis por la inmigración de 400 mil solicitantes de asilo de Siria, Irak y Afganistán, sigue siendo el mayor reto de Europa. El fenómeno es conocido como crisis migratoria en el Mediterráneo.

La crisis de refugiados en Europa, es una situación humanitaria crítica, que se agudizó en 2015, por el incremento del flujo descontrolado de refugiados, solicitantes de asilo, emigrantes económicos. A ellos, se suman otros migrantes en condición de vulnerabilidad, que en conjunto comparten las vías de desplazamiento irregular hacia países de la Unión Europea. Miles han muerto ahogados.

En su último informe Tendencias Globales, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) revela que los migrantes forzados suman 68,5 millones, 2,9 millones más que en 2016.

Al cierre de 2017 había 25,4 millones de personas beneficiarias de protección internacional frente a los 22,5 millones del año anterior, una cifra que ha marcado un nuevo récord mundial. 

Guerras por añejos conflictos, persecuciones, terrorismo y hambruna golpean con dureza a un grupo creciente de población y vuelven a engrosar el número de refugiados en el mundo.

El nuevo brote de crisis humanitaria se da con los miles de migrantes centroamericanos por conflictos internos político-étnico-religiosos, así como la creciente violencia y la pobreza extrema. 

El resurgimiento del capitalismo salvaje en la globalización ha agudizado las contradicciones objetivas y subjetivas de la realidad a grado tal que, cada vez son más los pobres y menos los ricos. 

México todo y en particular Oaxaca no escapan a esta cruel, cruda y descarnada realidad. Sus hijos también se ven obligados a migrar a Estados Unidos por la falta de oportunidades en su tierra.

Su amargo peregrinar por este valle de lágrimas no es ajeno ni podemos ser indiferentes al mismo.

A su paso en busca del sueño americano, obligada y necesariamente, tienen que pasar por Oaxaca. 

Miles toman hacia el estado de Veracruz y otros más arriban a Juchitán para dirigirse también a Veracruz. Unos y otros son apoyados por el pueblo y gobierno de Oaxaca, tierra de migrantes. 

Las familias Mafud y Murat Casab encontraron en el Istmo de Tehuantepec mejores condiciones de vida. Desde hace casi medio siglo tienen la oportunidad de servir a Oaxaca desde el gobierno. 

De ahí, que siendo hijos y nietos de migrantes apoyen solidariamente a las caravanas de miles de migrantes centroamericanos. Es un acto de congruencia, gratitud con la vida y estricta justicia.  

Sus abuelos y padres vinieron allende el Atlántico en el siglo XIX. Con espíritu aventurero abandonaron Egipto e Irak. Egipto se encuentra entre dos continentes: África y Asia, Irak en Asia.

Viajaron en barco más de 11 mil kilómetros para llegar a México. Con su tradicional hospitalidad ancestral, después de muchos días en el mar, Oaxaca les recibió con los brazos abiertos. 
Entre Egipto y Oaxaca hay una distancia de 12 mil 533 kilómetros y de 13 mil 11 kilómetros de Irak a Oaxaca. Hoy, en avión se requieren 15 horas, 36 minutos a una velocidad de 800 km/h.

En la política y la administración pública, lo positivo y bueno casi no se cuenta, pero también cuenta mucho. En el viejo periodismo aprendimos que las buenas noticias también venden. 

Circula en Youtube un video en el que un grupo de migrantes centroamericanos, reconoció públicamente el trato humano y respetuoso que ha recibieron de parte del Gobierno de Oaxaca, encabezado por el maestro Alejandro Murat Hinojosa.

A su paso por el Istmo de Tehuantepec, con megáfono en mano las y los migrantes agradecieron entre vítores, a todo el gabinete del gobernador Alejandro Murat el trato recibido, pues se ha destacado por su desarrollo en el marco del respeto a sus derechos humanos fundamentales.

Lo anterior, ha sido una acción que ha impulsado la Secretaría General de Gobierno, encabezada por el licenciado Héctor Anuar Mafud Mafud, personaje fundamental para el fortalecimiento de la gobernabilidad en el Estado de Oaxaca, informa el portal www.republica1111.com.

De esta manera, se mantiene una firme postura gubernamental de respeto para las y los migrantes, que se tomó desde que la primera caravana migratoria atravesara el territorio oaxaqueño en el pasado mes de octubre de 2018.

Murat Hinojosa, aseguró que "el tema del libre tránsito ya es de carácter global", por tanto, se debe mantener una sensibilidad social para cubrir en gran medida las diversas y complejas implicaciones del fenómeno migratorio.

Además, la migración responde a procesos de desigualdad que se generan en algunos países, por ello, si se realiza bajo las condiciones de tolerancia y respeto a los derechos humanos no deben existir riesgos en la seguridad nacional.

Asimismo, el secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud, ha respaldado la postura del gobernador Alejandro Murat Hinojosa y ha reiterado el compromiso que cada funcionario público tiene con la preservación de una cultura tolerante y respetuosa de los derechos de las caravanas migrantes.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto