Determinará Morena si Alejandro Rojas Díaz Durán, es expulsado del partido

Redacción Noticas MX


La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena determinará en los próximos días si el militante Alejandro Rojas Díaz-Durán es expulsado del partido, esto, de cara al proceso de elección por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional.


Alejandro Rojas, quien es consejero y tiene aspiración a la dirigencia del partido, reveló diversas problemáticas internas, que lo llevaron a ser llamado “mequetrefe” por, Yeidckol Polevnsky, la presidenta actual del órgano político.


Ricardo Monreal, senador suplente presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República contra Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato del partido al gobierno de Puebla.
Además, detalló que con la denuncia se pretende que la Fiscalía indague los delitos de compra fraudulenta, lavado de dinero y evasión fiscal.


Esto a examinar  que es dueño de dos propiedades, mismas que no corresponden con sus ingresos, una con valor patrimonial histórico y un costo de 10 millones de pesos, otra adquirida por cinco millones de pesos cuando su precio es superior.


A Polevnsky Gurwitz la acusó de traicionar el espíritu fundacional del partido al imponer a Barbosa Huerta en la candidatura pese a tener “manchas de corrupción”.


Tras la denuncia y las declaraciones, Rojas fue acusado ante Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, donde fue citado a comparecer acusado de violar el Artículo Tercero de los estatutos del partido al hablar ante medios de comunicación de asuntos internos e incluso de realizar acusaciones de corrupción contra “protagonistas del cambio verdadero”.


Ahí el ambiente, que debía de ser ecuánime, se tornó hostil para el acusado que alegó que la Constitución mexicana establece la libertad de expresión y negó haber injuriado o denostado a líderes del partido ante los representantes de la comisión.


Además, invitó a la comisión para citar a declarar a Yeidckol Polevnsky, quien es presidenta y secretaria general de Morena, por las referencias que ha hecho a miles de ciudadanos al llamarles sabandijas, rastreros y grillos.


En medio del proceso en el que se definirá si es expulsado, Rojas Díaz-Durán convocó Polevnsky a un debate sin insultos ni denostaciones; aseguró que Morena es de interés nacional, por lo que “merece un debate argumentado, abierto y democrático”.


Dijo que el debate debe estar abierto a la crítica, pero no caer en la denostación, además de que la lucha por la dirigencia se debe hacer con un padrón abierto y no “rasurado”.
Con información de Notimex.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto