25/02/2020 - 20:00

Redacción  Noticias MX.- Los casos de violencia de género suscitados en días pasados en el Metro de Monterrey, dejan en evidencia la nula importancia que las autoridades le dan al proyecto del vagón rosa en el sistema colectivo ferroviario de esta ciudad, coincidieron asociaciones y mujeres activistas de Nuevo León.

 

La iniciativa se implementó oficialmente en marzo de 2018, pero a casi dos años de haber arrancado con el objetivo de salvaguardar la integridad del sector femenino, las usuarias perciben falta de empatía del gobierno del estado, encabezado por Jaime Rodríguez Calderón.

 

“El fracaso del vagón rosa es porque no hay voluntad política”, declaró a Notimex, Mónica Hernández Roa, integrante de Voces Femeninas de México y una de las impulsoras del plan.

 

La también periodista sostuvo que el proyecto “fue utilizado únicamente con fines electorales porque el 'Bronco’ quería la presidencia. En cuanto regresó a Monterrey con su fracaso para ser presidente de México, se acabó el vagón rosa”.

 

Recordó que ante la falta de estrategias y constantes agresiones de género, en 2018 presentaron la propuesta a las autoridades y en principio lució factible porque no necesitaban invertir recursos económicos, sino una redistribución de los pasajeros.

 

Sin embargo, reiteró la crítica al gobierno estatal a quien considera responsable del repunte de casos de violencia contra las mujeres acontecidos en el Metrorrey; el último de ellos sucedió tras revelarse una red de acosadores que acordaban sus actos vía Facebook.

 

“Mientras los burócratas sean hombres, el vagón rosa no va a existir en Monterrey, y mientras ningún funcionario o funcionaria se pare o use el vagón rosa a las siete de la mañana, use el Metro, nadie va a hacer nada”, explicó Hernández Roa.

 

A diferencia de otros sistemas como el Metro en la Ciudad de México, en donde existen estos espacios exclusivos para mujeres de manera permanente desde 1970, en Monterrey su uso es restringido a solo siete horas y media diarias, según las “horas pico” que presente el medio de transporte de este municipio.

 

Además, los filtros de seguridad o “islas” para separar a mujeres y hombres, únicamente se han visto en estaciones como Sendero y Cuauhtémoc, de terminal y correspondencia, respectivamente, en horarios de 06:30 a 10:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.

 

“Cuando les digo a los caballeros, con toda la amabilidad, que se bajen o respeten, te responden groseros y con respuestas machistas, no saben acatar una regla”, externó Vanessa Córdova, usuaria y activista, quien el pasado domingo 23 de febrero organizó una protesta en la estación Cuauhtémoc denominada Por la Voz de las Mujeres, para concientizar a la comunidad.

 

La joven de 23 años de edad afirmó que mediante redes sociales recibió la solicitud de amistad de uno de los perfiles de acosadores (Leag Wero Menonas), grupo que incluso detalló una violación cerca de la estación Félix U. Gómez, en el centro de Monterrey.

 

“Me dio rabia y coraje porque obviamente no se iba a acercar a mí para pedirme que fuera su amiga. Mi coraje es porque yo soy una sobreviviente del abuso, personalmente he sufrido abuso, organicé a las chicas para protestar y aquí estamos unidas en la lucha”, indicó.

 

JAM